CRONICAS Y REPORTAJES DE LAS FIESTAS DE COLOMBIA

Friday, July 07, 2006

LA IDEA CENTRAL DE LA SERIE LAS FIESTAS DE COLOMBIA

a. IDEA CENTRAL O STORYLINE DE LA SERIE LAS FIESTAS DE COLOMBIA
COPYRIGHT FERNANDO TASCECHE
a. Describe con claridad y concisión la idea central de la propuesta, sintetiza en una frase toda la fuerza conceptual del proyecto comunicando intención y foco.

La IDEA CENTRAL, es realizar la serie documental “Las Fiestas de Colombia” para reconstruir la memoria oral de los valores culturales que están entrelazados en los múltiples lenguajes comunicacionales inmersos en cada una de las experiencias vivas que condensan el modo de ser de las Fiestas
[1].
Con la INTENCIÓN de descubrir su “ethos
[2]”, su ser, su diálogo de saberes y facilitar que el encuentro que logran las Fiestas en la construcción colectiva y multicultural sea visible y poderlas asimilar y reconfigurar a través de la serie de televisión; reconociendo a través de esta intermediación argumental, las diversidades orales, sociales, creativas y pluriétnicas que las generan y las inventan desde sus escenarios posibles de goce, divertimento y realización de la imaginación de los pueblos que las viven y comparten.
Nuestro FOCO está centrado, en recrear con el lenguaje de la televisión y con todos los lenguajes de las Fiestas, una polifonía de voces que conjuguen e intermedien la información que da cuenta del Ritual y la Ceremonia de las Fiestas con la participación de la Palabra, la Música y la Danza, de tal manera, que logremos formar y orientar a las diferentes audiencias que convoca Señal Colombia, -como televisión pública, de interés educativo y cultural, que valora, revitaliza, transmite, documenta e identifica estas expresiones festivas como representaciones simbólicas de la creatividad de muchas comunidades de nuestro país-.
En ese sentido, lo que nos interesa es compartir e intercambiar las expresiones ancestrales, tradicionales y populares que hoy son nuestro Patrimonio Cultural e Inmaterial
[3].
Es la oportunidad de reencontrarnos a través de la serie, con nuestra memoria reunida en las Fiestas y al mismo tiempo, poder relacionarnos con el pasado, el presente y el porvenir de nosotros como colombianos y como nación diversa de una forma integral.

b. DESARROLLO DEL PROYECTO
b. Describe el alcance y potencial que tiene la idea central y la forma como ésta se desarrollará a lo largo de la serie.
b. Puntualiza los componentes del relato para comunicar la idea general.
b. Expone la novedad con la cual el proyecto aborda el tema.
b. En el caso de proyectos que tienen la posibilidad de utilizar material extranjero, se detalla la función de este material dentro del programa, así como al forma en que se articula con el resto del proyecto.


El potencial y el alcance del Proyecto lo circunscribimos desde cuando hablamos de “reconstruir la memoria oral de los valores culturales que están entrelazados en los múltiples lenguajes comunicacionales inmersos en cada una de las experiencias vivas que condensan el modo de ser de las Fiestas” y lo hacemos, pensando en el enorme y complejo potencial humano que tienen todos los procesos de construcción de las Fiestas de Colombia.
Lo concebimos para poder redimensionar su valor social, histórico, cultural y pedagógico pues contribuye en el fortalecimiento de la sociedad en su conjunto a través de éstas.
Por eso, -llevar a cabo la serie documental “Las Fiestas de Colombia” -, es conseguir darle importancia a la Oralidad de los actores sociales que fundan la ritualidad de las Fiestas.
Es resignificar los procesos de construcción de los valores simbólicos y las representaciones imaginarias que han elaborado muchos pueblos en la nación colombiana, al alcanzar ha transformar míticamente sus realidades, en Fiestas que le dan sentido a sus vidas.
Este trabajo audiovisual defiende y promueve la transmisión de unos saberes que reafirman una de las maneras de relacionarse unas comunidades con otras o de afectarse unos saberes con otros y de éstos con la naturaleza, durante las Celebraciones de las Fiestas.
Igualmente significa dar a conocer: cómo pueden ser parte del disfrute de la vida y a la vez servir de vehículo para hacer pensar a través de éstas, sobre: el hoy y el ayer de cada pueblo, lo mismo que para revalidar las atmósferas de autodescubrimiento iconográfico en el que se preconfiguran y se expresan, en un reconocimiento de la múltiple riqueza heterogénea que tienen las Fiestas para ser asumidas como parte esencial de nuestro Patrimonio Cultural Inmaterial.
Del mismo modo, las Fiestas son espacios en los que pueblos enteros pueden corroborar que éstas, son parte integral de sus comunidades, con las que aprenden ha compartir historias, modos de ser, actitudes y relaciones de vida de manera compleja y permanente.
Nuestro trabajo audiovisual, permite la confrontación respetuosa e inteligente de unos saberes con otros porque hacen parte de la memoria histórica de las Fiestas que deben visibilizarse como una creencia y una validación al principio del respeto por la diferencia, fundando en el DESARROLLO DEL PROYECTO, los escenarios posibles en la producción de la información del modelo de comunicación-participación que facilita que exista una polifonía de voces de los actores sociales, para que puedan realizar un “contrato de hablas”, [Habermas] donde está la comprensión de los textos culturales de las Fiestas locales, subregionales, regionales y de nación, donde convergen las Fiestas como escenarios lúdicos, como palabra, como Patrimonios Culturales que siempre pasan por una elaboración de consensos, que circunscriben a Las Fiestas en una verdadera y excepcional expresión de nuestras culturas y donde por supuesto se corrobora cómo “todas las culturas son un sistema de diferencias” tal como lo señaló efectivamente el antropólogo Claude Lévi Strauss.
En ese sentido, el entramado social de las Fiestas logra ser el escenario de ese “sistema de diferencias” donde las comunidades pueden asumir la convivencia y el diálogo abierto. Es el escenario que las atraviesa de manera original. Es el espacio de unas fuerzas en pugna que pueden resolver sus “tensiones sociales” de manera respetuosa.
Tengamos en cuenta, que Las Fiestas consiguen intercomunicarnos, reconociendo y respetando las diferentes identidades de los actores sociales de las Fiestas, lo que evidentemente, posibilita que cada ritual humano en cada Fiesta, se convierta en un proceso continuo de intercambios y de flujos de representaciones simbólicas y construcción de imaginarios sociales y la serie “Las Fiestas de Colombia” desarrolla durante todo el Proyecto Audiovisual de la serie, ese componente conceptual, registra esa configuración de esas realidades simbólicas en permanente intercruce, como verdaderos procesos de trasmigración y transculturación
[4], en el profundo sentido que lo expusieron Kardec y el sabio Fernando Ortiz.
La Memoria como estructura fundamental de los componentes del Relato Audiovisual.
Implica, entonces que en cada capítulo de la serie documental “Las Fiestas de Colombia”, se busca poder revivir las historias de cada Fiesta desde la palabra vivida, recobrada y contada por los protagonistas de nuestras celebraciones culturales.
Se crea, -como lo consiguen los orfebres-, el tejido de una memoria que necesita vigorizar la sociedad colombiana hasta formar en las múltiples audiencias uno de los aspectos más sensibles de nuestra nacionalidad, como es el sentido de pertenencia: por todo lo que somos y tenemos como nación multicultural y pluriétnica.
Nuestros protagonistas en la serie logran instaurar -desde el modelo de la comunicación-participación- unas formas de disfrutar la vida y enfrentar los problemas, de complementar los relatos de cada historia con saberes múltiples que revelan la complejidad desde la cual se muestran los diferentes niveles de apreciación que elaboran las heterogéneas visiones acerca de cada celebración hasta madurar y conformar el hilo central de cada Fiesta, sus ¿por qué se hacen?, el ¿cómo nacieron?, ¿el qué dio lugar a su existencia?, ¿el cómo se hacen? y ¿desde cuándo se practican de generación en generación? hasta dejar ver en el proceso, la necesidad de que las historias de las Fiestas sean los mejores y más representativos constructores de las verdaderas historias sociales de nuestro país y de nuestra nacionalidad.
Es una reconciliación de las memorias de la tradición Oral con todos los significados sagrados de la Fiesta: el ritual, el afianzamiento del sentido de pertenencia, el desdoblamiento del mito, el mantenimiento del sentido religioso, el cómo somos lúdicos, el porqué nos divertimos y ante todo, qué alcanzan ha dinamizar las Fiestas y cómo cohesionan los desarrollos regionales, subregionales y locales.
¿Cómo se producen y se reproducen las Fiestas, quiénes las han producido y quiénes las disfrutan? ¿Cómo las comunidades las usan? ¿Cuáles son las características sociales y culturales de los emisores y destinatarios de las Fiestas? y ¿Cuáles son los procesos socioculturales de los lenguajes simbólicos de las Fiestas en esa tradición Oral que complejizan sus sistemas semánticos?
En otros términos, existe una permanente interactividad entre cada relato hasta ir elaborando por subtemas, el desarrollo general de la historia de cada Fiesta, dentro del perfeccionamiento de la totalidad de “las Fiestas de Colombia”.
La fuerza motriz de cada uno de los capítulos de la serie, la dan indudablemente, las músicas que se generan en cada festividad, fundando ritmo y cadencia. Permanentes puentes. Vasos comunicantes.
Conseguido esto, una especie de métrica interior en cada documental porque como son múltiples lenguajes, los que crean las Fiestas, -y el lenguaje rítmico de las músicas colombianas los instaura, los genera y los obtiene- así vamos intensificando una dialéctica que logra efectos generosos a la multiplicidad de relatos audiovisuales que son comunes a todos los actores que intercambian las Fiestas, que dialogan en las Fiestas, que comprenden las posibilidades de las Fiestas y que en últimas, las hacen más diversas con la participación de los interlocutores que hemos escogido, para la práctica del modelo de comunicación-participación.
Las Fiestas que imaginamos son las que inventan las diferentes comunidades y al mismo tiempo, le dan sentido a nuestra nación, las que fundan la variedad de formas de pensar y de ver el mundo. Las grandes constructoras de la diversidad.
Para resumir, la serie “Las Fiestas de Colombia” tiene un principio motivador que es ejercer una especie de descodificación, una especie de repaso sobre cada una de las experiencias festivas, asociándolas en una Red de Significados, [tanto en la lectura y como en la escritura] pues son etapas sucesivas que muestran el progreso de formas de pensamiento, de estructuración de las identidades, de construcción múltiple de la expresión corporal, oral, plástica y musical de inmensos colectivos que se encuentran con placer porque se comunican de modo espontáneo con todas sus vivencias, sentimientos e ideas que forjan en todo momento los Acontecimientos de las Fiestas.
Las Fiestas pues, son sus realidades más cercanas y se convierten en elementos y manifestaciones propias de los diversos entornos culturales en que nacen.
Esto explica que los componentes del relato, necesariamente estén estructurados con base a un modelo dinámico y recursivo. Un modelo que incluye la unidad, para que se mantenga una didáctica de la composición que está predeterminada por el formato del género de video argumental. Esto exige unas formas muy precisas de construcción del discurso audiovisual. Lo que hace que seamos muy persuasivos porque nos preocupa conservar la atención de las diferentes audiencias y ser efectivos con esa meta fundamental de la serie.
Hay que tener en cuenta que luego, de haber buscado la información, de organizar y clarificar las ideas centrales y las secundarias, porque siempre estamos pensando en resolver los problemas y las necesidades con respecto a la información de cada Fiesta. Reducimos al máximo los vínculos, es decir, centramos lo más representativo, lo que núclea los contenidos esenciales de cada Fiesta. Establecemos una jerarquía de prioridades de las ideas secundarias que refuerzan la idea central. Recordemos que cada audiovisual, es el fruto de un proceso largo y complejo donde existe la intervención de múltiples operaciones que debemos realizar:
A]Hacemos descripción, presentamos los lugares, los objetos valiosos de cada Fiesta, mostramos las personas, [los actores sociales] las comunidades y los sentimientos, que utilizamos en la medida de lo posible, los detalles concretos, ponemos en evidencia nuestra percepción a través de hacer “sentir” los cinco sentidos;
B] Hacemos una prosa que presenta la historia de cada Fiesta de manera muy sintética y reveladora, exponemos los sucesos de cada Fiesta receptándolos, “sin acercarnos a ningún carácter amarillista” ni “farandulero”. Todo de una manera amplia que trate a los hechos dentro de un hilo conductor que registre a los protagonistas, sus espacios creativos y sus tiempos.
C] Hacemos una exposición que presenta y explica las ideas desde los sujetos sociales “hacedores de las Fiestas” o desde de los “Observadores participantes”. Presentamos sus argumentos, pues aclaran fines y contenidos, “organizan el hilo simbólico y narrativo de los textos culturales” de las Fiestas. Se clasifican, comparan, contrastan, se hacen analogías, se definen, se relativizan, se dan ejemplos y se complejizan Las Fiestas de Colombia.
D]Hacemos reargumentación, pero “con el placer solipsístico de disfrutar nuestro propio disfrute” de dejar que los [nuestros] actores sociales puedan darse una licencia para recrear más que para describir las Fiestas en cuestión, es poder dar a conocer las propias impresiones como en realidad son las Fiestas y qué efecto producen realmente sobre el que habla y los que las viven, qué almacenamientos de experiencias provocan las Fiestas, el ver de que hablaba [Adolph Goldschmidt citado por E.H. Gombrich]. Presentamos hechos, problemas, razonamientos, opiniones, análisis, presentación de acciones y discusiones que constituyen la BASE DEL VIDEO ARGUMENTAL, mostramos lógicas desde la Oralidad, críticas a otras visiones acomodadas, con otras soluciones como tesis alternativas sobre las Fiestas, sin permitir absolutismos ni exclusiones, ni racismos psicolinguísticos, siempre recurriendo a una soportable inclusión, afirmando la pluralidad. Se busca desarrollar las funciones expresivas, informativas-referenciales, poéticas y las funciones informativas-argumentativas de los diferentes matices del lenguaje audiovisual argumental.[Britton, 1.975, Griffith, 1.981, Elgin, 1.982, Martin, 1.975, Serafíni, 1.983, Kock, 1.978, Applebee,1.980, Moffet,1.983].
Por ese mismo camino, la serie “Las Fiestas de Colombia” cumple con unos principios pedagógicos y metodológicos que al hacer la elaboración, la síntesis y la composición del audiovisual, nos permite efectuar de manera didáctica, las siguientes aproximaciones que están comprendidas en estas otras sub-fases primordiales:
1ª] Una subfase que consideramos como de Predesarrollo, donde hacemos un Pre-Guión de Campo de Investigación, que es el que nos va a orientar la Observación Participante [que es el “constructor” de la Complementariedad Etnográfica] y cuyo objetivo es reconocer la creatividad, estimulando el ejercicio colectivo al escoger la Fiesta de una comunidad específica, seleccionamos y organizamos los hechos de la Fiesta, valoramos los conductores ejes de la celebración [donde está la narratio], los elementos simbólicos.
1B] Recogemos las particularidades de la Fiesta dentro de esos aspectos estructurales y esenciales que debemos tener en cuenta como son esos “Doce Aspectos de las Fiestas”, explicados en los Puntos de Vista.
1C] Conversamos con los actores sociales y recogemos sus opiniones en situ, valoramos sus experiencias y las reacciones, como los comentarios sobre los desarrollos realizados. Lo mismo consultamos el consejo directivo de los Asesores Pedagógicos y Científicos de las Ciencias Humanas Ad-Honorem que hacen parte del Proyecto General.
1D] Procesamos todos los materiales en una Revisión Crítica que es prácticamente una “Reescritura Crítica que permite hacer y ver una Pre-Edición Conceptual de cada video argumental”, luego viene el trabajo de construcción Final que es donde hemos tenido en cuenta:
1D.1] El componer visualmente con fluidez, coherencia y concreción. Componer con unas estéticas en función de la narrativa de cada una de las temáticas ha abordar de cada una de las Fiestas. En la práctica, son muchas variables, pues es la práctica de muchas combinaciones y con puntos de partida diferentes. Esta expresividad estética de cada audiovisual pertenece más a la fase de las realizaciones desde una mirada curiosa y recursiva. Recordando que todo es narrativo en una obra audiovisual, partimos de la base, de que cada uno de los movimientos en el tiempo del audiovisual es totalmente narrativo, hasta volverlo en un recurso propicio que impone una función doble, lo que acusa la necesidad de distinguir entre la narración o la “historia de las cosas representadas por la imagen” y la narración de la imagen de las Fiestas que representan las cosas “lúdicas”. Todos son recursos expresivos, es la narración de la imagen, es lo que le da cuerpo y consistencia a nuestra propuesta.
1D.2] Aquí está presente, el hecho determinante de escoger a las “Crónicas y los Reportajes” como los dos soportes intermediadores que sirven de facilitadores de la información. Hacemos un “bricolaje” de los dos géneros; porque nos permite unir el análisis con la imaginación, [ hacer una interpretación clara, precisa y fundamental sobre las historias de las Fiestas, sus leyendas, su magia, sus mitos, sus tradiciones, sus ritmos oídos y bailados, sus juglares, sus escenarios, sus migraciones, sus desplazamientos, sus organologías, sus etnografías complementarias, su caracterización literaria, sus influencias y esas memorias que son el “corazón del hombre de las Fiestas”, que en últimas, son una “introducción a esa escritura primordial” del ethos de las Fiestas, por ejemplo, de cada una de las grandes regionalidades conformadoras de la nacionalidad colombiana.]
En ese sentido, seguimos a [Taylor y Bogdan, 1.996, p.341] que argumentan que “el análisis comienza con el conocimiento intimo de los datos”, por ello leemos y visualizamos todas las transcripciones de las grabaciones, documentos y notas que son las que nos permiten identificar las etapas, los acontecimientos y las experiencias de las Fiestas. Todo con el fin de “Procesar la Información de la Observación Participante”. Este proceso se realiza a la par con la recolección de la información, [pues estamos en una permanente lectura audiovisual sobre cada información que vamos obteniendo]. Vamos procesando e interpretando la información y esta revisión constante de los datos, nos permite seguirle la pista a los posibles temas emergentes de donde se pueden desarrollar más los conceptos y proposiciones que comienzan a darle sentido a la información recolectada para el video argumental de cada Fiesta de Colombia.
Es buscando adquirir una capacidad narrativa y descriptiva. Aspirando a realizar unas Crónicas y unos Reportajes amplios “a las Fiestas” para poder hacer una búsqueda colectiva [HACIA VARIOS MULTIPROPÓSITOS INTERRELACIONADOS DENTRO DEL SISTEMA DE LAS ARTES COMO SON: LA MÚSICA, LA DANZA, LA PALABRA, LA MEMORIA, LA IDENTIDAD Y LA JUVENTUD] hecha por nosotros [con todos los Otros] mismos en procura de consolidar y dar a conocer las raíces fundamentales, lo que nos exige que seamos innovadores en nuestra presencia humana dentro de las Fiestas de Colombia.
Por eso, necesitamos como periodistas culturales “ser objetivos en nuestras interpretaciones y tener una gran capacidad de observación”, sin que por ello dejemos de lado el enfoque particular de las Ciencias Humanas, hasta ser capaces de darle un enfoque que seguramente, nos va a diferenciar con respecto al modo de ver de los “Otros medios”, porque como periodistas culturales con énfasis en la Investigación Social, no podemos dar nuestros puntos de vista sobre “Las Fiestas de Colombia”. Sí insistir fundamentalmente sobre su vigencia y su actualidad.
Como intermediadores desde el periodismo cultural nuestro papel debe estar en marcado en la indagación sobre los temas pasados –las historias orales– las que están relacionadas con los acontecimientos de cada Fiesta, superar el mero carácter noticioso y farandulero porque se van abordar con un lenguaje que es claro, directo, creativo y ameno, pero que muchas veces va lindar con lo literario porque estamos siempre tocando con el arte y la imaginación de comunidades creativas y respetables de muchas regiones.
Es habitual que, en las Crónicas y los Reportajes, se ponen en juego las habilidades literarias de los periodistas culturales, buscando, por medio de ellas, lograr que los interlocutores sean capaces de llevar a cabo una interpretación compleja y minuciosa de los hechos que son relatados y relatan.
Sus citas son directas y documentales. Nuestra información en cada Crónica y en cada Reportaje va a permitir crear perfiles, cronologías, infografías contrastadas, hacer Periodismo Cultural electrónico e interactuar mediáticamente con nuestras audiencias, abrir espacios para los actores sociales que van a hacer la interlocución, en una polifonía de voces [que conjugan] y que se han ido “legitimando por la fuerza de los acontecimientos” y que hacen parte de “esas memorias determinantes -que hablaba Fernando Cruz Kronfly- que son las que nos dejan ver” con su Oralidad “y hacer una reflexión hablada acerca de ese espacio donde nacen las Fiestas con sus músicas, que no es otra cosa que ir en procura de las identidades de nuestros pueblos, conocer la raíz, así sea la más inmediata en el tiempo, pues es algo que afirma la raza humana y otorga sentido a la existencia”. “Y cuando esto sucede, los pueblos se enrutan hacia la fabricación de su destino con voluntad y firmeza. Pero, sin amargura y resentimiento... por lo que siempre deben convertirse las Fiestas en argumentos de vida”.
“Es algo que nos merecemos. Además, muchas veces esas voces intangibles, un día pensaron en su propia historia y ahora ya no son los mismos de antes. De este modo, la vida de las Fiestas se convierten en una aventura que vale la pena vivir”.
Este trabajo argumental, interdisciplinario y periodístico que hemos llevado a cabo y que seguiremos haciendo, “surge del conocimiento, del deseo y de la necesidad, tres condiciones que pocas veces se conjugan para decidir, el origen de las obras humanas como son las Fiestas” como lo recuerda el lingüista y antropólogo Alejandro Ulloa, a propósito de estas recuperaciones de las memorias culturales de “Las Fiestas de Colombia”.
Es también, el fruto de una actitud creadora que junta voluntades y que reconoce la posibilidad de vivir las memorias de las Fiestas como la posibilidad de recrear ese renacimiento cultural que lograron y siguen conquistando esas leyendas de las Fiestas patronales, tradicionales y populares que hoy se reconocen ampliamente como Patrimonios Culturales e Intangibles de municipios, departamentos, regiones y en general, de la nación.
Es poder concebir estas Fiestas de Colombia, como formas culturales que han creado mundos posibles y han marcado generaciones enteras de artistas plásticos, músicos, bailarines, danzantes, teatreros, escritores y pueblos íntegros por decenios hasta conformar un sentido de pertenencia, una particular cosmovisión cultural que contribuye a enunciar ese “Mapa Cultural de las Fiestas de Colombia” que nos muestra la serie audiovisual porque las culturas son las que regulan y las que articulan la nación y la sociedad en su conjunto. Las Fiestas son ese elemento conformador de esa singularidad colombiana que es optimista y recursiva. Esa singularidad que vive inventando.
Pues son esas singularidades culturales de los hacedores de las Fiestas -como lo dijera Carlos Fuentes- “la manera que cada cual tiene de dar respuesta a los desafíos de la existencia”.
Y en el caso preciso de las formas multiculturales de las Fiestas, éstas nos hacen enfrentarnos en cierta forma, con ese elemento importante que nos permite “concentrarnos en la interacción de las diferentes variables como en la interpretación que hay y se crea, en la definición misma de culturas”, pues las Fiestas nos hablan de un sistema mediante el cual se integra la sociedad con su entorno y con otros sistemas socioculturales, con sus escenarios biogeográficos que son esa parte integrante que fortalece e identifica los elementos y los procesos culturales más significativos que configuran ese ethos de las Fiestas.
A partir de todo ese proceso de las dinámicas internas y externas de los eventos de las Fiestas -“que en nuestro país alcanzan ha ser más de tres mil al año”- es que se hacen evolucionar las relaciones interétnicas e interculturales múltiples que terminan por transformar el imaginario colectivo que subyace a éstas, como el “yunque social” que entronca la complejidad histórica en sus más diversas formas y materialidades.
Todas estas relaciones de las Fiestas, con la Palabra, con las Músicas y sus expresiones Danzarias son el fundamento de las identidades locales, regionales y nacionales.
Las formas culturales de las Fiestas terminan por ser ese “cuerpo de ideas, valores y creencias compartidas”, que conforman algo así como las matrices de pensamientos e Interpretaciones que a la vez pueden ser un conjunto de significados, actitudes e intereses simultáneos a través de los cuales se expresa todo aquello que pueda ser aprendido de una sociedad, como es el cuerpo social de la cultura.
1D.3] Esta serie tiene en la juventud uno de sus más representativos destinatarios y al mismo tiempo, varios fines: PERSUADIR, FORMAR, ORIENTAR, INFORMAR Y DIVERTIR a varias audiencias porque es un Proyecto incluyente.
1D.4] Esta serie nos ha acercado a una multiculturalidad que a pesar de su complejidad ya nos permite descubrir las diversas redes en que se imbrican: la Palabra, la Danza y las Músicas. 1D.5] Esta serie ha logrado motivar a los diferentes equipos humanos de trabajo, porque nos ha permitido acercarnos a esa ley motivo del contexto real de las Fiestas [ y poder tener la experiencia intima de las Fiestas], el placer milenario de hacerlas y disfrutarlas.
1D.6] Esta Etnometodología nos deja al encuentro de un modelo de investigación adecuado a nuestro deseo argumental y a nuestra capacidad creativa dentro de la serie, QUE SE INTERPOLA CON EL MODELO DE COMUNICACIÓN-PARTICIPACIÓN, de modo interdisciplinario.
1D.7] Tenemos en cuenta, la permanente necesidad de compaginar la visualización y la narración en función de la idea central de la serie, siempre teniendo “simbolizada” una intención narrativa a través de la cual se desea expresar una idea y un contenido de forma poética con imágenes alrededor de un contexto específico y una dramaturgia argumental-conceptual de las Fiestas que refuerza en cada audiovisual la idea central de la serie.
En especial, en la serie se logra crear UN LENGUAJE ESTÉTICO DONDE ENTRAN EN JUEGO MUCHAS FORMAS MULTICULTURALES DE COMUNICAR.
Es decir, conseguir la creación de una gramática de las Fiestas, luego de pasar por consejos, comentarios, reacciones, muchas etapas sucesivas en la edición, ampliaciones y transformaciones de intensas correcciones. Estas subfases corresponden a un proceso que ha cuidado las características y técnicas básicas de una investigación social cualitativa [que se basa en la Complementariedad Etnográfica] de las Fiestas, que tiene claridad sobre sus objetivos y sabe tener definida una Etnometodología para investigar la Oralidad de las Fiestas para lograr la comprensión de los escenarios de estudio, sin deformar, ni distorsionar o perturbar las verdaderas realidades de las Fiestas con la ayuda del registro narrativo donde se recogen las percepciones que se han procesado en las grabaciones, fotografías, textos de presentación, comentarios, recortes de prensa, desgloses teóricos y borradores que más se acercan al Pre-Guión de Campo de Investigación, que es el plan mínimo de la Observación Participante [que es ágil, práctico y flexible], que se modifica de acuerdo ha como se vayan realizando las observaciones; después que se han grabado algunos procesos comunicativos pertinentes de la serie.

Ahora con respecto a la novedad con la cual el Proyecto aborda el tema, podemos decir que más que superar con inteligencia los problemas, las preguntas y las dificultades con un orden lógico y dialéctico; podemos anotar que el Proyecto en su conjunto ha dejado que aprendamos a ser convergentes en el sentido que solucionamos los problemas reconduciéndolos a modelos de pensamiento conocidos que muchas veces requieren de esa infatigable interdisciplinariedad que nos asegura tener más que respuestas, si unas preguntas abiertas que inventan y repasan los propios conocimientos pero, utilizando puntos de vista nuevos y en ese momento, también podemos considerar que somos divergentes como igual lo consideran para ambos casos[Fattori, 1.968, Cropley, 1.969, ].
Es poder abordar el tema central con perspectivas nuevas, con inteligencia, con creatividad y con mucha curiosidad por todos los detalles que se reúnen alrededor de las Fiestas. Asumiendo el riesgo porque enriquece, lo mismo que aceptando con tolerancia los sistemas de pensamiento diferentes de una manera abierta y con una gran capacidad de autovaloración.
Ahí radica la posibilidad de considerar la “storyline” desde múltiples aspectos, estimulando la inventiva, con un corte original que interprete los hechos de las Fiestas con mucha proyección hacia el futuro, encontrando lo más significativo con soluciones nuevas y viendo cómo si hay relaciones efectivas entre hechos diferentes de cada proceso de celebración festiva subregional, regional y nacional.

c. INVESTIGACIÓN
c. Da cuenta de las metodologías, fuentes y estado de desarrollo de la investigación. Explicita el tipo de investigación que se realiza para garantizar la calidad del relato, describe fuentes y disciplinas en las cuales se soportará y cómo se vertirá la información al proyecto.

Este trabajo de investigación acerca de las formas culturales de las Fiestas tiene una continuidad en el tiempo de cerca de diez años. Se ha estado cubriendo desde el periodismo cultural con énfasis en la investigación social en gran parte de los eventos más representativos de los encuentros que propician las Fiestas a través de las más diversas formas de celebración cultural tanto ancestral, tradicional como popular.
Hay que precisar que estas formas culturales de las Fiestas a través del tiempo han sufrido unos usos sociales y unas formas de apropiación por parte de las comunidades que las han creado y por su puesto todavía las mantienen, hasta en últimas, han terminado por diferenciarlas: en ancestrales, tradicionales y populares.
Las Fiestas muchas veces toman el nombre de Ferias, Festivales, Concursos, Encuentros, Carnavales, Torneos, Celebraciones Patronales, simplemente son metáforas de éstas, pequeñas máscaras o enmascaramientos -que se llevan a cabo dentro del territorio nacional, en una extensa biogeografía que se extiende desde [Litoral Pacífico del Valle, Cauca, Nariño y Chocó; desde Huila, Tolima, Cundinamarca, Antioquia, Quindío, Risaralda, Caldas; desde Norte de Santander, Santander, Vichada, Arauca, Guaviare, Meta, Casanare, Oriente de Cundinamarca y Boyacá; desde Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba, Magdalena, César y Guajira] y donde hemos ampliado y enriquecido el estudio y análisis que nos aportan las Ciencias Sociales con las contribuciones de la Antropología, la Etnometodología, la Etnomusicología, la Sociología, la Literatura al contrastarlo con la vivencia directa en las Fiestas.
Estos festivales, carnavales, concursos nacionales, encuentros regionales, foros, seminarios, talleres y conversatorios, así como las entrevistas y grabaciones en situ donde residen los constructores y hacedores de Fiestas, los “luthiers” de instrumentos, danzantes, cantautores, músicos, conjuntos típicos, décimeros, versificadores, interpretes, folkloristas y gestores culturales de las diferentes y diversas expresiones ancestrales, tradicionales y populares son el verdadero “constructo del ethos” de todo el andamiaje de las Fiestas de Colombia.
Hacer una serie de las Fiestas de Colombia, implica reconocer:
A] Que las Fiestas son el fruto de la creatividad humana.
B] Que las Fiestas son una herencia milenaria de la Humanidad.
C] Que las Fiestas nos permiten como sujetos sociales sentir, disfrutar, contar historias, tener valores, enseñar saberes, pensar e imaginar nuevos y memorables espacios para la vida, en comunidad.
D] Que las Fiestas logran a través de la palabra mantenerse como espacio para la práctica de acciones sociales de comunicación y de transmisión, -de generación en generación- de representaciones, conocimientos, técnicas y expresiones que las comunidades recrean permanentemente en función de su contexto, de su “medio, su interacción con la naturaleza y su historia” porque hacen parte de la tradición cultural, dan continuidad pues permanecen en la memoria colectiva de grupos sociales durante generaciones, ayudan a construir identidad y a distinguir a unas comunidades de otras, las hace inconfundibles y únicas como seres humanos hasta volver éstas, en renacientes expresiones que hacen parte de sus identidades culturales, se vuelven vasos comunicantes, ayudan a vivir, facilitan el ingenio, se vuelven capitales culturales de las comunidades hasta lograr ser útiles, necesarias y significativas en sus vidas personales y colectivas.
E] Por eso, las Fiestas al ser declaradas por la UNESCO como Patrimonios Culturales Inmateriales, recomienda hacia ellas acciones de Salvaguardia por los Riesgos que corren al estar amenazadas por acciones inescrupulosas que quieren transformarlas en Espectáculos Comerciales, desligándolas de sus pasados, de sus testimonios históricos y sus vigencias que datan de varias centurias atrás en nuestra biogeografía.
El reconocimiento de esta dimensión de las Fiestas también nos hace pensar en “cuáles han sido sus transformaciones más significativas en los diferentes momentos hasta llegar a ser lo que son ahora y cómo como patrimonios culturales pertenecen al contexto de la industria cultural y al mismo tiempo, cómo figuran en el mundo de hoy, sí sus potencialidades como expresión cultural representa lo ancestral, lo tradicional, lo patronal y lo popular. O lo que las Fiestas pueden llegar a ser en estos tiempos de globalización” como lo sugiere el profesor Ulloa San Miguel.
Esta dimensión también nos hace “considerar el valor e importancia de las Fiestas a nivel nacional, pues es necesario situarlas en el contexto histórico y biogeográfico en el que han nacido como productos culturales y cómo han permanecido vivas “Las Fiestas de Colombia” en las subregiones y regiones en mucho tiempo a través de sus diversas manifestaciones”.
Saber y determinar cómo las Fiestas mantienen su sentido más autóctono y cómo han tenido momentos de ruptura con sus expresiones folklóricas y las han transformado gracias ha determinantes influencias simbólicas que provienen de otras latitudes, a través de los medios de comunicación”.
Es una de las indagaciones que nos ha motivado el proceso de investigación porque de todos los momentos de ruptura se han dado en la Palabra, en la Danza, en las Músicas de cada una de las Fiestas.
“Las características de las Fiestas y el significado social de las Festividades han cambiado significativa y definitivamente como patrimonio simbólico y capital cultural de los colombianos”.
Esto necesariamente nos hace también preguntarnos por la profunda urbanización de las Fiestas que aunque conserva el sabor y el sentimiento de las Fiestas Ancestrales y Tradicionales, las ha popularizado y modernizado. En muchos casos, las han profesionalizado. Aunque muchas de ellas, no han perdido “ese sabor y esa gracia locales, propios de los nativos de las regiones como dice Ulloa, propios de su identidad regional” y que ya son reconocidas masivamente por los gustos de los públicos colombianos y extranjeros.
Es bien claro, que muchas Fiestas en lo fundamental sigan siendo desconocidas y marginadas y ese “refugio” las mantienen en un estado de desarrollo que todavía se les puede reconocer sus riquezas y sus potencialidades nativas, sus formas culturales primarias.
En este proceso de Investigación Social no puede haber miradas simplificadoras ni mecánicas de los fenómenos culturales de las Fiestas de Colombia. Esas miradas son políticamente, muy pobres, excluyentes, simples y fetichistas pues encubren los procesos sociales de las Fiestas con toda la complejidad que ello reclama y exige.
Esto nos ha llevado a emprender una tarea de rescate de la memoria viva de nuestras identidades culturales que han construido las formaciones sociales regionales de nuestra nación colombiana a través de las Fiestas.
El desarrollo de la investigación y del proyecto “Las Fiestas de Colombia” se encuentra adelantado en un 46 %. Referente a la labor de campo inicial, se ha ejecutado en los siguientes eventos: Festival de Música del Pacífico “Petronio Álvarez” en Cali, el Concurso Nacional del Bambuco “Luis Carlos González” en Pereira, el Festival Folclórico Colombiano en Ibagué, el Festival Nacional de Gaitas “Francisco Llirene” en Ovejas, el Carnaval de Barranquilla y las Fiestas en Corralejas de Sincelejo.
Distinguimos en esta investigación dos grandes enfoques que tienen por escenario el estudio de lo cultural:
Uno, el que se considera como lo normativo pues mira a la cultura “como un cuerpo de ideas, como un cuerpo de valores, como un cuerpo de creencias compartidas, que conforman algo así como una serie de matrices de pensamiento e interpretación donde se pueden ubicar y reconocer un conjunto de significados, de actitudes y valores compartidos a través de los cuales se expresa todo aquello que pueda ser aprendido de una sociedad.” [Mapa Cultural, Orlando Fals Borda, 1993].
También tenemos en cuenta, un enfoque que concibe la cultura “como el sistema mediante el cual se integra la sociedad con su entorno y con otros sistemas socio- políticos y económicos”.
Las fuentes de nuestro trabajo documental se centran en lo rural y lo urbano, en lo académico y lo oral porque es un diálogo abierto de saberes.
Sincronizamos el poder de los mitos en las Fiestas y sus relaciones complejas con todos los lenguajes comunicacionales que se viven en las mismas: esa pluralidad de objetos, de símbolos, de lugares, de tradiciones, de conocimientos, de danzas, bailes, músicas, cosmovisiones que son el cuerpo de nuestra nación como Patrimonio Cultural e Inmaterial.
También, concebimos las culturas desde un concepto que se fundamenta “en el hecho de que el hombre solo se reconoce a sí mismo en la medida que afirma su identidad a través de la creación de un entorno propio, mediante el trabajo. La naturaleza y la sociedad son de esta manera, una unidad pues no se puede excluir de la historia, la relación productiva que establecen los hombres con la naturaleza. La historia es justamente la historia de esa relación”. [Pulido O, revista Foro s.f.].
Prácticamente es un reencuentro con ese mundo que es el mapa cultural de las Fiestas de Colombia, es decir, es la reunión con la complejidad social de las regiones y subregiones culturales de nuestra nación.
Es el estudio de sus caracteres, de sus realidades, porque todas ellas son culturas pues no existe nada por fuera de ellas, pues, ni los pueblos ni los hombres ni las naturalezas están por fuera de las culturas. [Pulido, Conversación sobre Gramsci].
En ese sentido, las Fiestas como culturas son la manera como cada cual tiene de dar respuesta a los desafíos de la existencia [Carlos Fuentes, Cumbre Iberoamericana].
Estas ópticas resultan sumamente útiles a fin de establecer los criterios para delimitar subregiones culturales e implica comprender la cultura en términos no de una, sino de múltiples variables culturales con diferentes tipos de interacción.
Se trata de ver la relación entre el hombre y su medio desde diversas perspectivas.
Es decir, atreviéndonos a ser conscientes de la pluralidad de las culturas como lo reconocen las Ciencias Humanas y como así lo confirma la Antropología, la Sociología, la Etnometodología y la Etnografía en una interdisciplinaridad que trabaja la Investigación Social sobre lo Cultural [Daniel Pecaut, La Pluralidad de las Culturas].
Significa hacer historia desde la Oralidad para interpretar. Es captar el pasado y lograr comprenderlo en un presente como un proceso continuo de un diálogo sin fin. [Collingwood, citado por Carr, 1979, 181]
En pocas palabras, el diseño de la investigación reconoce los sistemas coherentes de las prácticas festivas, sus creencias, sus símbolos, las visiones del mundo vinculadas con las religiones y los valores políticos.
Del mismo modo, siendo muy críticos con el concepto normativo de civilización y el referente universalista, reconociendo el papel de las Fiestas en el sentido de recomponer el significado de las culturas, sus componentes imaginarios, sus experiencias vitales.
Este diseño nos aporta al modelo de la comunicación-participación que hemos trabajado para esta serie, la posibilidad de complejizar las relaciones internas y externas de las Fiestas entre las diversas dimensiones que las afectan.
Es decir, considerar la complejidad social de las Fiestas, es comprender la Fiesta como un texto cultural que se apoya en una relación de interdependencia con todos los lenguajes intercomunicacionales que se intercambian y se conjugan en sus tiempos rituales y de celebración.
Por tal motivo, la señal de la Fiesta, es emitir en un contexto de intencionalidad el desencadenamiento de múltiples acciones comunicacionales donde están implícitos unos hablantes y unos oyentes, con unos acuerdos mutuos [Wittgestein II, citado por Briones 1988 y Habermas 1999].
Es también, incluir la realización de una aproximación que verifica, que construye la veracidad y validez de las informaciones recolectadas para que el documental televisivo este dentro del marco de los procesos comunicacionales que configuran nuevas realidades culturales [Mardones 1191, 114-118].

d. PUNTO DE VISTA
d. Expone la perspectiva (o perspectivas) desde la cual se lleva a cabo la narración y que a su vez define la manera en que se abordará el tema o la idea central.

La Observación Participante define las perspectivas de la Narratividad.
Cada uno de los capítulos propuestos conserva una estructura común sustentada en relación a las entrevistas y testimonios logrados con los protagonistas de las diferentes regiones culturales donde se celebran las Fiestas, con relación a sus prácticas, historias y Proyectos de vida.
Son varios procesos de acercamiento respetuoso alrededor de las formas Musicales, Danzarias, Teatrales, Artesanales y Ceremoniales ancestrales, tradicionales y populares; lo que facilita la puesta en escena de una comunicación-participación que es dialéctica y fluida porque es una polifonía de voces y experiencias que dan cuenta de reveladoras leyendas constructoras de identidad y de patrimonio cultural, elementos integradores y formadores de nuestra nacionalidad.
El proyecto de la serie de televisión retoma las Fiestas como ejercicios colectivos espirituales, porque son elementos mediadores que reafirman gestos, actitudes y lenguajes.
En ese sentido, las Fiestas desarrollan formas de educación, formas de orientación y de formación que hoy en toda su complejidad, sirven de intermediación intercultural de la apropiación social que hay de las Fiestas para poder hilvanar el tejido social de las comunidades productoras de este capital cultural.
En la historia cultural de nuestra nación colombiana, las Fiestas patronales y tradicionales, han logrado instaurar a través del tiempo unas permanencias culturales que son los aspectos esenciales de las culturas de los pueblos que sobreviven en el tiempo a pesar de las múltiples circunstancias adversas que las atraviesan transversal y estructuralmente hablando.
Las Fiestas logran ser elementos culturales que actúan en una serie de procesos comunicativos que crean las condiciones para mantener o transformar un sistema cultural, es decir, para conservar los procesos de difusión, los procesos de descubrimiento, los procesos de invención, los procesos de evolución y los procesos de sincretismo en un permanente espiral.
Las Fiestas interactúan entre sí y con el medio, -por eso- con cualquier cambio de ellas o modificación se disparan cambios cualitativos a través de otros procesos todavía más complejos.
Las Fiestas son redes de intercambio que mantienen beneficios mutuos pero que pueden ofrecerse entre unas regiones y otras como bienes existentes de oferta y de intercambio cultural.
Las Antiguas Fiestas tradicionales transformadas en Fiestas son nichos y nodos de muchas redes complejas de comunicación, lo que las convierte y transforma, en verdaderas posibilidades de un encuentro multiétnico y multicultural de nuestras diferentes identidades integradoras de la nacionalidad colombiana.
Los valores estéticos y los estilos de cada una de las Fiestas con las diferencias que encarnan, expresamente promueven procesos, espacios y prácticas de convivencia facilitadores de desarrollo social.

A través de estos proyectos se fomentan formas no violentas, enriquecedoras y creativas de apreciar las diferencias y de abordar los conflictos, respetando las diferencias.

Las Fiestas tradicionales y populares desde nuestra investigación cualitativa que trabaja la complementariedad etnográfica nos permite apreciar de las Fiestas, otros aspectos necesariamente estructurales y esenciales para ser tenidos en cuenta por la serie de televisión:
1. Las Fiestas como expresiones sociales de los pueblos que las crean, son memorias que dinamizan y cohesionan la vida de los pueblos de múltiples formas.
2. Las Fiestas como manifestaciones comunes de cada pueblo, subregión o región cultural terminan por ser representaciones imaginarias y simbólicas de las comunidades que las construyen.
3. Las Fiestas validan y representan a sus organizaciones sociales que las crean, promueven, verbalizan, recuerdan y comparten, etc.
4. Las Fiestas muchas veces sirven de vehículos para revelar procesos conjuntos con expresiones seculares, religiosas y míticas, revelando nuevas posibilidades en los imaginarios sociales.
5. Las Fiestas permiten crear patrones culturales con rasgos muy particulares en los pueblos que las viven.
6. Las Fiestas son espacios y posibilidades de diversión, de aprovechamiento del tiempo libre y del ocio, son realmente una declaración de valores sociales, culturales y de intercruces interétnicos, que preconfiguran y configuran realidades en permanente crecimiento, etc.
7. Las Fiestas redimensionan las expresividades culturales de los pueblos que las practican y conjuntamente elaboran sentidos de pertenencia, procesos de identidad que facilitan el empoderamiento de los actores sociales hacedores, creadores y posibilitadores de esos encuentros de saberes multiplicadores de memorias orales.
8. Las Fiestas como expresiones de vidas colectivas que socializan saberes, hablan y logran ser estados vividos con atmósferas colectivizantes que exorcizan problemas y dificultades.
9. Las Fiestas como creaciones colectivas fortalecen las relaciones sociales e interpersonales de comunidades en proceso de desarrollo social.
10. Las Fiestas como resúmenes eclécticos cohesionan y unifican comunidades alrededor de momentos intangibles.
11. Las Fiestas son el alma y nervio de nuestra nación en vastas regiones culturales, verdaderos medios de promoción y formación de ciudadanía y de construcción del sentido de pertenencia.
12. Nuestras Fiestas como Patrimonio Cultural Intangible pertenecen al calendario festivo de comunidades muy particulares, son verdaderas oportunidades de reactivación social y económica para las comunidades relacionadas con estos procesos socioculturales.

Entonces, la serie de televisión “Las Fiestas de Colombia” lo que se propone es dar a conocer el mundo de las Fiestas desde las perspectivas de los sujetos, en tanto, este mundo de las Fiestas es una representación de las vivencias que se van logrando durante las historias culturales de cada pueblo, subregión y región biogeográfica colombiana.

Entonces, lo que se recoge en cada capítulo documental es la posibilidad de complementar en una interacción las múltiples miradas y así poder entender esa triangulación de complementariedad discursiva de las Fiestas, en tanto, se crean circuitos biogeográficos e históricos fundamentales de los hablantes, se comprenden los procesos al desentrañarlos, [es lo que está implícito en un quehacer cultural y ahí en ese proceso se realiza una observación participante que documenta lo no documentado], que evidencia y muestra relaciones de la vida social de las celebraciones y donde la savia y la materialidad significante es la Oralidad, pues hay una Etnometodología [multiplicadora de técnicas que se complementan, que las vuelve más complejas, realizando la triangulación de fuentes Orales y métodos prácticos del desarrollo humano, lo que colabora en la construcción del saber popular, Fals Borda, Garfinkel, Schmelkes, Murcia, Ritzer, Sandoval, Ander Egg, 1.992].

En ese sentido, los relatos y los correlatos viven siendo interpretados por las imágenes de apoyo que amplían las redes de sentido y de significado de los testimonios, como fuentes vivas y abiertas al análisis interdisciplinario que verifican las discursividades de las múltiples miradas y a la vez amplían el texto cultural de las Fiestas, en tanto, permiten ver el desarrollo de una multiplicidad de perspectivas y datos multireferrenciales. [Denzin, 1.978, Patton, 1.980, Velazco y Díaz de Rada, 1.999]

Este modelo de comunicación-participación libera y emancipa el significado de las Fiestas porque reconoce sus acciones y sus experiencias, las esclarece y redimensiona con verdades relativas que dan la sensación de quedar abiertas a nuevas posibilidades de interpretación.

Esto le da sentido y verificación al trabajo que hemos adelantado. Por eso, podemos identificarnos con lo que Tazao Benet expone acerca de que “los pueblos que viven y aman sus culturas, se apropian de su desarrollo ininterrumpidamente”, son pueblos que terminan apropiándose de su porvenir y su presente. Y en ese sentido, los desarrollos narrativos de la serie de televisión “Las Fiestas de Colombia” van paralelos con las perspectivas que se tienen presupuestadas sobre la representatividad de las Fiestas. Tenemos creados contextos de intencionalidad, que desencadenan relaciones de interdependencia entre saberes y juegos, entre autoformaciones y prácticas de tiempos libres, entre cooperaciones y compromisos; y donde las Fiestas resultan ser textos culturales que van más allá de ser contratos de habla, son formaciones de estructuras de sentimiento y de pensamiento en el sentido que les da [Raymond Williams, 1.958, 1.961 citado por Martín Barbero].

Esto quiere decir que nuestra serie tiene procesos de verificación que en síntesis contemplan una complementariedad triangular que pasa por una validación interna, que tiene en cuenta a la Oralidad como parte de la observación participante, a la diferenciación biogeográfica e histórica, a los diferentes contextos internos y externos que intervienen en el fenómeno de las Fiestas y a la compresión de la realidad cultural de la Fiesta desde la confrontación entre los sujetos, la interpretación de los investigadores sociales y las discursividades analíticas desarrolladas sobre el texto cultural de la Fiesta.

Esta compresión complejizante de la complementariedad cuando reconoce el significado de la Fiesta como texto cultural da cuenta cómo y por qué se emancipan las comunidades que se apropian y trascienden los paradigmas, también porque viven en una investigación acción-participación de sus saberes tradicionales y ese es un proceso que alcanzamos en la serie “Las Fiestas de Colombia, en un proceso de espiral infinito de resignificación permanente del sentido imaginario.
[Searle citado por Mardones, 1.997, Parra Sandoval y Cajiao, 1.997 y 1.993].

En resumen, nuestros puntos de vista reconfiguran y flexibilizan el diseño de la investigación de la serie “Las Fiestas de Colombia”, porque creamos la posibilidad de poder comprender la multiplicidad de los actos comunicativos que produce la Fiesta como texto cultural, la Fiesta como sentido, la Fiesta como validez de la vida, la Fiesta como saber, la Fiesta como práctica cultural y la Fiesta como interpretación que configura múltiples realidades. [Habermas 1.985, Hamersley y Atkinson, Martínez, 1.991].





e. CUBRIMIENTO GEOGRÁFICO
e. Plantea el alcance geográfico del proyecto en producción. Las propuestas no deben obedecer a criterios centralistas. El proponente deberá explicitar las razones por las cuales escoge un determinado entorno geográfico para desarrollar su propuesta.

El entorno geográfico que hemos escogido es muy amplio y hemos buscado que los fenómenos culturales de las Fiestas sean los más representativos de las regiones culturales, porque marcan rasgos y proyectos de nacionalidad.

En esta oportunidad sólo hemos escogido trece de las más importantes Fiestas de Colombia, porque son las que más se han socializado prácticamente en la biogeografía hasta consolidarse como lo que son : los nodos de grandes redes de expresividad cultural, estas son: Litoral Pacífico del Valle, Cauca, Nariño, Chocó, Huila, Tolima, Norte de Santander, Santander, Boyacá, Cundinamarca, Antioquia, Quindío, Risaralda, Caldas, Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba, Vichada, Arauca, Guaviare, Meta, Casanare, Oriente de Cundinamarca, Boyacá.

En las siguientes Fiestas de Colombia : El Festival de Música del Pacífico “Petronio Álvarez”, El Festival Folclórico Colombiano, El Concurso Nacional del Bambuco, El Carnaval de Barranquilla, Las Fiestas en Corralejas, El Carnaval de Blancos y Negros, El Festival de los Laureles en Uribia, El Carnaval del Diablo en Riosucio, El Festival del Tiple y la Guabina, el Festival Nacional del Porro, el Torneo Internacional del Contrapunteo y la Voz Recia y el Festival del “Mono Núñez”.


f. SINOPSIS
f. Breve reseña de la idea central de cada capítulo y las ideas secundarias que se desarrollan en cada uno de ellos. La sinopsis deberá reflejar qué tan adelantada se encuentra la investigación realizada y dar cuenta de la representatividad y el cubrimiento temático de la serie.

v Capítulo 1: El Festival de Música del Pacífico “Petronio Álvarez”, la Sangre Musical de los Afrodescendientes.
La importancia para todas las culturas Afrodescendientes del Pacífico colombiano de la celebración del Petronio Álvarez como una puerta de entrada al reconocimiento de sus culturas.
Múltiples miradas de como se configuró la creación y realización de esta Fiesta.
La Fiesta del Petronio Álvarez es la reafirmación de la convivencia de diferentes formas musicales que complejizan sus realidades sociales.
La celebración del Petronio Álvarez nos reconstruye el significado del ser Afro pacífico, su ethos, sus tradiciones, sus palabras, sus lenguajes, sus cosmovisiones.
Esta festividad es el reconocimiento a un desarrollo multicultural que resiste todas las influencias de los valores simbólicos de la globalización. Es la vez, la reafirmación de los liderazgos multiplicadores que lograron las músicas del Afro pacífico colombiano en la persona de Petronio Álvarez.
Los pequeños trozos de las Fiestas musicales sirven de entronque ritmático entre cada segmento.
En este capítulo ya se realizó el trabajo de campo y se trabaja en la edición y montaje del video argumental.

v Capítulo 2: El Festival Folclórico Colombiano, un Encuentro Renovador con la Vitalidad de Nuestros Patrimonios.
La ciudad de Ibagué es el escenario por antonomasia de la reunión de todas nuestras regiones culturales colombianas. Es la confirmación de que la Fiesta y sus múltiples lenguajes comunicacionales afectan las tensiones sociales.
Los maestros entrevistados con sus enfoques nos precisan como el paradigma de la Fiesta que se vive en Ibagué terminó siendo una respuesta creativa a momentos cruciales de la vida nacional.
El Festival Folclórico colombiano es el escenario de la multiculturalidad de nuestra identidad nacional.
En este capítulo ya se realizó el trabajo de campo y se trabaja en la edición y montaje.

v Capítulo 3: El Concurso Nacional del Bambuco “Luis Carlos González”, el Renacer de las Voces Andinas Colombianas.
Pereira es el escenario natural y complejo de cómo se pueden compartir entre generaciones el amor por las fiestas campesinas, las danzas, las músicas y las voces andinas.
Cada uno de los gestores representativos de diferentes regiones en estas Fiestas preconfiguran unos imaginarios sociales sobre las vidas campesinas de los ancestrales Andes.
Desarrollan los contextos de las diferencias culturales observan de manera participante y con consideración la trascendencia del renacer de estas voces a través de los aires andinos.
En este capítulo ya se realizó el trabajo de campo y se trabaja en la edición y montaje.

v Capítulo 4: El Carnaval de Barranquilla, Obra Maestra de la Creatividad de los Pueblos del Caribe colombiano.
La historia de esta Fiesta nos invita a reconocer a la Oralidad múltiple como la posibilidad de configurar y desentrañar la esencia de esta Fiesta colectiva. El Carnaval de Barranquilla y sus diferentes significados. El Carnaval y todas sus permanencias culturales. El Carnaval como respuesta al mundo moderno. El Carnaval y sus Imaginarios. El Carnaval y sus músicas y sus danzas. En este capítulo ya se realizó el trabajo de campo y se trabaja en la edición y montaje.

v Capítulo 5: Las Fiestas en Corralejas, una Transmigración Mestiza de los Juegos de la Vida con la Muerte.
En las sabanas de Córdoba y Sucre y parte de Bolívar se logran forjar unas Fiestas que Ancestralmente le pertenecen a los Europeos, pero que en el escenario de la ciudad de Sincelejo adquieren una preconfiguración imaginaria que transmigra el complejo cultural de las Corralejas, creando unas relacionas socio-culturales con patrones muy propios que evidencian un proceso de trasmigración y de mestizaje.
En estas Fiestas las músicas tienen un papel fundamental, porque amenizan paradójicamente el riesgo de la vida en los juegos con la muerte.
En este capítulo ya se realizó el trabajo de campo y se trabaja en la edición y montaje.

v Capítulo 6: El Festival Nacional de Gaitas “Francisco Llirene”, Un Manifiesto de Nuestra Diversidad Triétnica.
La población sucreña de Ovejas es un enclave geográfico de los Montes de María, que logran ser el escenario cultural de una de las tradiciones Triétnica más afincadas del Caribe colombiano que logra concitar la presencia de músicos urbanos de Medellín, Bogotá, Bucaramanga, Pereira, entre otras.
Esta Fiesta es la confirmación de la triétnia en los proyectos de vida de generaciones de jóvenes que construyen las músicas de Gaitas y Tambores como medios de comunicación abierta donde se reafirman las multiculturalidades de nuestras músicas tradicionales.
En este capítulo ya se realizó el trabajo de campo y se trabaja en la edición y montaje.

v Capítulo 7: El Carnaval de Blancos y Negros, la Posibilidad de Reinventar La Convivencia con Gracia e Ingenio.
Es una de las fiestas más singulares de nuestro patrimonio cultural e intangible que vive creando pactos sociales de convivencia para crear reconocimientos, tanto del Afrodescendientes como de nuestros ancestrales indígenas.
Es una Fiesta alrededor de los valores sociales de la convivencia y de la sana burla y crítica.
En este capítulo se ha investigado pero está por hacerse el trabajo de campo.

v Capítulo 8: El Festival de los Laureles en Uribia, Un Llamado Eterno a la Vida Ancestral Wayúus.
Es el encuentro con una de las culturas Ancestrales que todavía resiste a los 500 años de la transculturización tanto Europea como Africana y donde la comunidad étnica Wayúus sale al encuentro con su permanecía cultural, creando desde su mundo simbólico una reconfiguración del Otro Hombre que se reclama en la Modernidad, presentándole con generosidad la Antigua palabra de la Fiesta a través del Ritual.
Este capítulo está en proceso de investigación.

v Capítulo 9: El Carnaval del Diablo en Riosucio, un conjuro contra los imposibles.
Esta Fiesta es uno de los símbolos que más reconfigura la sátira frente al poder, creando con la Fiesta de celebración mascaradas de la risa, de la danza, de la música y el baile como al mismo tiempo los diferentes constructores imaginarios que existen sobre “El Diablo” de una manera infinita que desborda los mismos miedos y las palabras del realismo mágico.
En Riosucio se reúnen las más diversas etnias culturales del mundo para jugar con la representación de otro de los símbolos del poder haciendo un conjuro contra los imposibles.
Este capítulo está en proceso de investigación.

v Capítulo 10: El Festival del Tiple y la Guabina, en Vélez Otra Forma de Contar la Vida desde las Montañas Campesinas.
Este Festival de raigambre campesina reconoce los valores del canto como una de las formas de la Fiesta y utiliza al torbellino como medio de socialización de los valores sociales del campo.
Este capítulo está en proceso de investigación.

v Capítulo 11: El Festival Nacional del Porro, Unas Metafísicas con los Chupa Cobres en San Pelayo.
Es uno de los Festivales que reconoce la transculturización y transportación de la organología Europea en el Nuevo Mundo.
Pero es también la puesta en escena de una de las vitalidades y formas culturales musicales más representativas de la nación colombiana como es el Porro.
San Pelayo, es una pequeña población que hace su fiesta alrededor de este ritmo, logrando la participación de amplios sectores regionales del país.
Este capítulo está en proceso de investigación.

v Capítulo 12: Torneo Internacional el Cimarrón de Oro del Contrapunteo y la Voz Recia.
Es uno de los festivales que a logrado traspasar las fronteras nacionales hasta lograr incentivar a las diferentes naciones culturales “llaneras” para que practiquen sus aires musicales costumbristas, creando los escenarios posibles en las modalidades de voz recia y contrapunteo. Es evento internacional que congrega a bastas naciones del Llano latinoamericano, lo organiza la Corporación Cimarrón de Oro. Esta celebración se realiza en la primera quincena de Diciembre.Este capítulo está en proceso de investigación.

v Capítulo 13: Festival del Mono Núñez.
Es una de las festividades musicales y culturales más complejas que en el momento se celebran en el país, su génesis y desarrollo gira alrededor de la promoción de las músicas tradicionales andinas, con los nuevos desarrollos de reconversión-armónica.
Hoy es uno de los festivales más investigados y promocionados de América Latina, contamos con la asesoría Hernando José Cobo.
Este capítulo está en proceso de investigación.

g. ESTRATEGIA PARA ATRAER Y CAUTIVAR AL ESPECTADOR
g. Explica la manera audiovisual, narrativa y la pertinencia del formato para conquistar las audiencias y plantear la claridad que tiene el proponente del público a quien va dirigido el proyecto.
g. Deberá especificar cuál es la promesa que el programa le hace al televidente y cómo la va a cumplir; qué garantiza que la audiencia resulte atraída por el programa y que adquiera el hábito de sintonizarlo y no cambie de canal.

Nota: No se trata de incluir elementos externos a la propuesta como una página Web, o una campaña publicitaria, sino de enunciar los “ganchos” propios del programa.

En los anteriores ítems de la IDEA CENTRAL O STORYLINE, el DESARROLLO DEL PROYECTO, la INVESTIGACIÓN y el PUNTO DE VISTA: hemos expuesto, una serie de procesos que dan cuenta de cómo observamos, de cómo nos acercamos, de cómo consideramos y de cómo respetamos la complejidad sociocultural de los procesos de las Fiestas en nuestra nación colombiana.
En resumen, cuál es el compromiso ético de escoger el modelo de comunicación-participación y por qué es el que más sirve en la intermediación del proceso de dar a conocer las Fiestas de Colombia y cómo nuestra propuesta está muy alejada y de manera crítica de las “intermediaciones mediáticas” que jamás respetan las naturalezas y los procesos sociales de las Fiestas porque se olvidan de los procesos, los fetichizan y en ningún momento los complejizan y esas son las grandes diferencias con respecto al proyecto de la serie “Las Fiestas de Colombia”.

No sabemos decir sí esto es novedoso porque el mismo término novedoso nos sorprende. Crear una propuesta como la nuestra de coproducción con RTVC exige mucha responsabilidad social y es entender que nuestro trabajo durante estos últimos diez años, nos ha ido centrando en objetivos misionales muy profundos y sí llevar acabo esos propósitos es novedoso pues lo aceptamos.

Ahora lo que queremos es darle unos giros a los ítems propuestos porque cuando se nos dice que debemos explicar “la manera audiovisual, narrativa y la pertinencia del formato para conquistar las audiencias y plantear la claridad que tiene el proponente del público a quien va dirigido el proyecto” pues consideramos. que el video argumental es el más representativo porque nos permite desarrollar con más creatividad y lógica los conceptos en que se mueve cada Fiesta, los hilos narrativos de los lenguajes de las Fiestas son facilitadores, son como tropos que concuerdan con la necesidad del lenguaje del medio, centran más la atención de la audiencia joven, los cautiva, les crea una indagación por el papel social de esa relación entre Las Fiestas y los jóvenes. Además dentro del trabajo del Pre-Guión de Campo de Investigación nosotros hemos estado elaborando este ítems, ¿por qué los jóvenes?. Prácticamente ese ha sido uno de los “constructor” de la observación participante de la complementariedad etnográfica. Faltaría hacer “el contraplano”, que le pregunte a los jóvenes ¿por qué ustedes no asumen las Fiestas tradicionales y populares? En ese momento la promesa, es decir, lo que ofrece la serie de televisión “Las Fiestas de Colombia” es mostrar el qué ha pasado y de eso es qué se trata, de poder ver, oír y explicarnos conjuntamente lo que ha sucedido y cómo siguen en nuestros presentes y en los presentes de los jóvenes. Para nosotros ese complemento es fundamental y nuestro trabajo resuelve ese gran vacío cultural que existe frente al aprovechamiento de las Fiestas de Colombia. Las diferencias son abismales. La libertad no pelea con la creatividad. Hoy el mundo de la PostModernidad vive el espacio de las Fiestas de una manera muy destructiva, desconocen el ancestral Ritual de las Fiestas, lo invisibilizan. Sin embargo, las opciones que nosotros creemos que deben aprovecharse al máximo por parte de la Señal Colombia, es retroalimentar la imagen pública de Las Fiestas logrando posicionar su representación simbólica y sus imaginarios sociales de una forma positiva. Inicialmente proponemos que:

v Los testimoniales sobre las Fiestas que vamos a desarrollar en los 13 capítulos, son uno de los componentes de las acciones comunicativas que tenemos implementados dentro de la Estrategia de Comunicaciones de la serie documental “Las Fiestas de Colombia”, porque creemos de vital importancia mostrar todos los espacios lúdicos locales, subregionales, regionales que sirven de promoción de las Fiestas y sus diálogos de saber, es decir, lograr vivenciar las puestas en escena de Carnavales, Festivales, Fiestas y Músicas, a través de pequeños clips informativos de las biogeografías de las Fiestas que muestren en las acciones comunicativas la factibilidad y la viabilidad de asistir a esas celebraciones tradicionales y colectivas.

v Los conceptos creativos deben estar enmarcados en los trece aspectos esenciales y estructurales que nos han aportado los desarrollos de los puntos de vista en que se ha abordado la serie “Las Fiestas de Colombia”.

v Sin embargo, dentro de la complejidad de la creación de una Estrategia de Comunicaciones de la serie de televisión “Las Fiestas de Colombia”, la creación de los trece o más clips informativos crearía una visibilidad, un entorno positivo, una fuerte construcción de opinión alrededor de las Fiestas Tradicionales y le daría un impulso paralelo al desarrollo social de manera local, subregional y regional de Las Fiestas de Colombia. Estos clips-informativos basados en los testimoniales fortalecerían el mapa comunicacional de la serie de televisión. Generan motivación. Son avances que posicionarían en las agendas informativas puntos nodales de información creando impactos de recordación. En ese sentido, esto es estratégico en las Comunicaciones que juegan a crear Red y enriquecer los capitales culturales de la información.

v La serie le ofrece al televidente una multiplicidad de miradas que enriquecen la heterogeneidad de la información con entretenimiento, mostrando el sentido lúdico de la Fiesta, generando un optimismo vital de las Fiestas.

v Al igual, el uso de imágenes que muestren la geografía y las bellezas naturales como los bienes culturales asociados a cada Fiesta nos permiten crear un impacto en la memoria visual de las diversas audiencias de Señal Colombia puesto que logran tener mucha recordación.

v Más que intentar recabar en tecnologismos, más que hacer campañas publicitarias, lo que hay que posicionar es una forma de información que asegure calidad de información, que nuestra innovación formal sea una narratividad testimonial que encuentre otras propiedades del medio televisivo porque sabemos que todo lo que pretende hablar a los jóvenes se disfraza de clip, porque difunde en la audiencia la cercanía de algo que lo va a seducir y la Fiesta como algo que le pertenece pero que tiene un “nuevo” componente que está más allá de los efectos especiales y la inclusión de nuevos simulacros narrativos, es la posibilidad de disponer de un rico caudal de información que nos hable de nuestra nacionalidad y de nuestros patrimonios con “altas dosis de sensibilización de crear pertenencia y tejido social” nos va a dar resultados enormes de confiabilidad y penetración en el público que estamos buscando.

v Es recrear los presupuestos de información acerca de las Fiestas y poder combinar con acierto todos los elementos lúdicos de las Fiestas y sus sumatorias.


v Es la lograda condensación de los elementos más dispares en una nueva coherencia, el mensaje reiterado, la expectación reiterada y la fijación de alguno de sus aspectos en el inconsciente colectivo, permiten dar por finalizado el cumplimiento de sus funciones. Es el modo más eficaz de atraer y retener la atención del espectador e imposibilita saturar con un discurso narrativo lineal[Durá Grimalt,1.988].


v Es el relato breve, condensado y discontinuo. Es un relato heterogéneo. Es un relato cambiante, que tiene mucho desenvolvimiento en torno de las transformaciones culturales de las Fiestas de Colombia. Son trailers, son efectos de cortinilla, que descubren, que revelan, que cancelan, fragmentan, que abren sentido y significado. Dinamismo y movilidad.
v Son “posters” de las Fiestas de Colombia. Es yuxtaponer y suceder escenas de las Fiestas. Son fugaces anticipos de la narración de los videos arguméntales.
v Es jugar en el escenario de los jóvenes. Es pensar en una propuesta creativa que escenifique un amplio salón de video donde hay jóvenes compartiendo cada uno con un control en la mano y con la posibilidad de ver los canales colombianos y en medio de todas esas posibilidades, esté el de la Señal Colombia, precisamente en los clips de Fiestas, y la imagen los haga retroceder en el juego del zamping a repensar, a retroceder y decir en varios parlamentos interpuestos, con contraplanos de los rostros de cada uno de los jugadores jóvenes de zamping:
v ¿y eso dónde es?
v ¿y esto?
v ¿ esperemos un momento?
v ¿en dónde, en Colombia no puede ser?
v –Es en las Fiestas de Colombia!.
v –En las Fiestas del Carnaval, en el Festival del Petronio, en Pasto.
v Es un ejemplo.
v Nosotros, creemos que hay que jugar en la “cancha de los jóvenes”, es decir, en sus escenarios significantes, en sus “mass media”, en los clips. Jugar a multiplicar memoria, jugar a crear recordación en lo simbólico y en el imaginario social de los jóvenes.











[1] Las Fiestas son celebraciones colectivas de los pueblos en el mundo. Son conmemoraciones de hechos importantes que tienen el carácter civil o religioso. Son días especiales en los que se consagra algo a alguien en particular o porque socialmente se ha convenido realizarlo por algún motivo u concepto social específico.
[2] Ethos, es un vocablo griego, que indica un grupo de actitudes del ser particular, del ser social, del ser en relación a; el ethos es lo que forma parte del cuerpo de las ideas de un grupo social específico.
[3] El Patrimonio Cultural e Inmaterial son todos aquellos objetos e ideas que hacen parte de la memoria colectiva de comunidades muy particulares, pues son testigos de historias personales y sociales. Los patrimonios culturales son legados, son herencias que heredamos de nuestros antepasados. Los patrimonios culturales nos permiten identificarnos con cosas, con recuerdos, con ideas y con conocimientos. Los patrimonios culturales son colectivos porque nos pertenecen a todos y a través del tiempo los hemos ido socializando como nuestros: “imaginamos los lugares, los objetos, y las tradiciones porque nos han ido acompañando desde niños”. Los valoramos por haberlos heredado de nuestros parientes o de quienes nos rodean y hacen parte de nuestra vida cotidiana. Los patrimonios casi siempre son ejemplos supremos de inspiración y un punto de referencia para seguir adelante en nuestros ideales comunes como nación multicultural. Los patrimonios son el legado del pasado y son nuestro presente. Son la herencia que dejaremos a las futuras generaciones de colombianos y latinoamericanos para que puedan aprender, maravillarse y disfrutarlos. Los patrimonios culturales se nos graban en la mente y en el cuerpo y por eso mismo, como colombianas y colombianos podemos hablar que tenemos herencias sociales y étnicas de indígenas, africanos, europeos, asiáticos, en especial, españoles, gitanos, árabes, libaneses, alemanes, franceses, italianos, israelíes, palestinos, turcos, rusos, chinos, hindúes, japoneses, británicos, etc. que han marcado nuestro entorno socio-histórico con sus rasgos culturales desde el momento que llegaron, pues les hemos recibido conocimientos de una gran variedad de formas de pensar y ver el mundo. Desde esta multiplicidad de historias, se han forjado formas de ser y pensar, muy propias de cada grupo social. Vale la pena, saber cómo está constituido -según la ley General de Cultura-, el Patrimonio Cultural de la nación: “por todos los bienes y valores culturales que son expresión de la nacionalidad colombiana, tales como la tradición, las costumbres y los hábitos, así como el conjunto de bienes inmateriales y materiales, muebles e inmuebles, que poseen un especial interés histórico, artístico, estético, plástico, arquitectónico, fílmico, científico, testimonial, documental, literario, bibliográfico, museológico, antropológico, antropológico y las manifestaciones, los productos y las representaciones de la cultura popular”. Art. 4 de la ley 397 de 1997 de 1997, Ley General de Cultura.
[4] Sobre los procesos de trasmigración y transculturación en las culturas humanas, los maestros Kardec y Ortiz son los investigadores sociales que más representativamente han profundizado sobre el uso, la construcción y descripción de estos procesos, como conceptos explicativos de estos fenómenos históricos. De manera preliminar, en las investigaciones sobre los fenómenos sociales de las músicas, las religiones y las estéticas se ha dado a conocer cómo de manera compleja la transculturación es una manifestación de las culturas humanas. Esta manifestación es muy secular y sus elementos constitutivos son hechos sociales producidos en procesos interdependientes. Estos elementos son integrantes de las expresiones culturales humanas en su plenitud.
[Sobre lo folklórico y el folklore hay que hacer una serie de precisiones desde lo que conceptualmente ha desarrollado el sabio Fernando Ortiz pues, el ver, el observar y el conocer el folklore implica hacer una caracterización etnográfica. Según Walter Wiora, en una ponencia aparecida en el Journal of the Internacional Folk Music, intitulada Corcerning the Conception of Authentic Folk Music el musicólogo de Friburgo de Brisgovia, dice en relación con el folklore, que el termino Folk no significa precisamente un grupo nacional y etnológico, es el estrato básico de una dada sociedad humana. El maestro Ortiz afirma que el folklore no es arte precisamente primitivo. Tampoco es un fósil vivo que se niega a morir como lo pensó C.F. Potter. Recuperando a Wiora, podemos decir que lo Folk, lo folklórico ha sido y es todavía una gradación social, una condición de base. Entendido así lo Folk es en una sociedad particular la gente de abajo. Se ha pensado de manera restrictiva, -argumenta Ortiz- que las expresiones culturales de los campesinos, de los obreros, de ciertos grupos minoritarios y marginados son expresiones folklóricas. Sin embargo, se estima que estas expresiones abarcan una extensión mayor. Lo folklórico es algo exquisito, que tiene forma, color, [sabor y olor], nace en lo rural y en lo urbano. No es de una clase social específica. Según lugar y ocasión pertenece, en parte al estrato social básico de toda sociedad. Las expresiones folklóricas –enfatiza Fernando Ortiz-no son anónimas. El folklore tiene sus “linfas”, donde la sociedad se precipita gozosa a sumergirse en sus corrientes. Lo folklórico nace en el individuo artista, germina espontáneamente y se desarrolla de manera gradual e imprevista. Lo folklórico es también música de tradición. Brota a cada instante de las fuentes castalias. Lo folklórico no es un arte exclusivo de analfabetos, ni la tradición oral es su definidor y exclusivo carácter, porque no sólo es música de tradición. Las expresiones musicales folklóricas “no son cosas vulgares y cotidianas, muchas veces pueden ser remotas y excepcionales, como ciertos himnos que se cantan –ejemplifica F.Ortiz- en los templos sólo en ocasiones señaladas como un requerimiento ritual o en ceremonias esotéricas. También lo que caracteriza a un canto folklórico es la existencia de múltiples versiones y la fijeza inalterable de sus formas que es lo que hace afirmar su folklorismo. Ciertamente es a veces difícil distinguir unas expresiones folklóricas de unas que son meramente populares. Muchas veces sucede que expresiones folklóricas tiendan a ser populares, como otras a ser populares sin ser por ello folklóricas”. Lo folklórico esta predeterminado por las tradiciones y las costumbres, por lo pintoresco. El que “lo folklórico y lo popular sean expresiones de igual sentido, necesariamente sufren por su contenido una diferenciación pues así el concepto de lo popular es más amplio, de donde están el Folk y lo folklórico que está limitado al basamento estratigráfico de una determinada sociedad humana”. El Folk es arte de sociedad, que expresa y desarrolla propósitos colectivos, fuente y cauce de toda comunidad. Es Folk por razón de su vida. Nace y vive como función de grupo. El Folk es colectivista. Fela Sowande afirma que el Folk tiene una cualidad esencialmente democrática, pertenece a una cultura que con frecuencia es muy antigua, tiene una filosofía esencialmente religiosa, ética y primariamente agraria. El Folk tiene una función social que se representa en la clara y definitiva cohesión que logra entre las comunidades, en su más amplio sentido pues núclea socialmente para el trabajo y para el placer conjuntamente. Las expresiones del Folk son de “gentes coordinadas entre sí para la plenitud orgánica de las funciones sociales”. Lo Folk no logra ser parte de expresiones culturales masivas. El estudio del Folk nos permite redescubrir las realidades pluriétnicas. Es claro que han existido muchos procesos de traspaso, gracias a la creciente capilaridad social, que ha hecho mucho más frecuente que antaño, estos procesos ascendentes o descendentes, [suceda] de unas clases sociales a otras [clasificando, desclasificando y reclasificando a los individuos] lo que también influye en que el concepto del Folk se vaya ampliando, más allá de la tradicional zona de rusticidad y plebeyez a que era reducido. El musicólogo Wiora también ha señalado cómo “en las sociedades primitivas el Folk comprende a la población entera; en los pueblos feudales y de escalonadas estratificaciones sociales, como hasta ahora, el Folk no es sino el amplio substratum sobre el cual asientan las clases dominantes”; “el Folk comprende toda la población del grupo social”. Otro de los aportes del maestro Fernando Ortiz dentro de estas observaciones sobre el Folk es el que precisa que “no puede considerarse que las expresiones folklóricas nazcan y vivan siempre y exclusivamente en el Folk”,
Lo folklórico se conserva y se difunde no sólo por medio de la imprenta, [los Medios de Comunicación se acercan al fenómeno pero, casi siempre son acercamientos que sólo ven e informan sobre lo folklórico desde lo exótico y con actitudes que muestran mucho desconocimiento del fenómeno cultural de lo folklórico]. cuando de informar se trata.

MANUAL DE ESTILO DE LA SERIE CRONICAS DE LAS FIESTAS DE COLOMBIA

El libro de estilo es la herramienta de trabajo que describe con precisión las directrices y lineamientos formales que determinan la serie o programa. Es el libro orientador para el desarrollo del trabajo de todos los miembros del equipo y garantiza la unidad de estilo a lo largo de toda la serie o programa unitario.


1. FORMATO O GÉNERO
Justifica la elección del formato a la luz de la idea central.

La serie documental “Las Fiestas de Colombia”, ha escogido como formato el Video Argumental porque es el medio más idóneo y facilitador de los géneros narrativos existentes y nos permite poder trasponer una construcción compleja de la Idea Central que nos hemos propuesto con base en la intermediación de los géneros literarios y periodísticos de las “Crónicas y los Reportajes”,-definidos éstos, dentro de una estrategia que logra resignificar su actuación desde la observación participante- para escoger los presupuestos discursivos de cada uno de los actores sociales y así estructurar las historias socio-culturales de las Fiestas como texto audiovisual revelador y descodificador de las mismas Celebraciones tradicionales y populares.

Cuestión que permite a los personajes entrevistados activar su realidad a través de su Oralidad, desde una comunicación-participación que incluye la observación participante, que es formadora y orientadora pues dilucida con sus hablas testimoniales la recuperación de la memoria de las Fiestas como patrimonio “vivo” para amplias audiencias.

En muchas oportunidades logramos crear atmósferas donde la narratividad televisiva es muy fluida y se hace de manera reiterada para buscar encontrar una objetividad, con un distanciamiento –bretchiano- que genera verosilimitud y credibilidad.

Buscamos ser muy integrales en el tratamiento de la información, pues hace parte de nuestra formación profesional y de nuestra ética, lo que exige que encontremos un lenguaje audiovisual que mantenga la fidelidad respecto a la configuración de las realidades de cada uno de los eventos culturales que queremos visibilizar. Esta definido como una estrategia en nuestro Manual de Estilo para que la información audiovisual resultante de una comprensión de la red compleja de sentidos y significados socioculturales de las Fiestas.

Ser incluyentes es una de nuestras fortalezas pues al construir la serie “Las Fiestas de Colombia”, la información audiovisual debe tener en cuenta que lo más importante es la comprensión y redefinición de las acciones e interacciones desde los propios escenarios donde Las Fiestas se están generando.

Estudiando con mucho tiempo antes a los sujetos actores de las realidades de las Fiestas porque hay que tener presente la influencia de los sujetos en la percepción del mundo de las fiestas. Siempre respetando su medio y dejándolos interactuar con las características de los contextos de las Fiestas.

Insistiendo en que cada intermediador de información tenga relación con el fenómeno de las Fiestas pues son ellos quienes asumen los elementos culturales de las Fiestas, le dan sentido y proyectan sus vidas en cada acción comunicativa. Mediante sus lenguajes hablados, dejan entrever la forma como ellos están interpretando o viendo el mundo de las Fiestas Tradicionales y populares.

Hacemos una etnografía reflexiva que indaga en la complejidad de la Complementariedad trascendiendo el paradigma de las tradiciones con una comunicación-participación que reconoce el rasgo cultural lo que hace que nos apoyemos en los análisis de tipo individual y colectivo en las historias orales y de vida sobre las Fiestas, lo que ayuda a comprender mejor las diferentes realidades de las Fiestas de Colombia.

En muchas ocasiones este recurso de investigación busca que el hilo conductor de cada uno de los videos arguméntales tenga un ritmo y genere una atención del televidente recreándolo con una información reveladora que se entreteje con imágenes de apoyo que pertenecen a archivos históricos o que hacen parte del trabajo de investigación que hemos realizado en los lugares con grabaciones en situ donde hay un “travelling permanente” a las celebraciones en las fiestas, primeros planos a los danzantes, a los músicos tradicionales, etc., a los sujetos que exponen su conocimiento de manera abierta y sólida para crear la experiencia de las atmósferas, su sentido y su validez.

Abordando el espacio de los contextos internos y externos que evidencie que nuestros rastreos se confirman en el lenguaje audiovisual cuando podemos confirmar en cada sujeto esa especie de juego actitudinal que libera y induce al televidente a estar frente a un video argumental que le da confianza, que lo complementa y le redimensiona los valores simbólicos de cada Fiesta, porque nuestra idea central es “reconstruir la memoria oral de los valores culturales que están entrelazados en los múltiples lenguajes comunicacionales inmersos en cada una de las experiencias vivas que condensan el modo de ser de las Fiestas”.

El reto de ayudar a reducir la brecha de los vacíos culturales que han dejado la farándula, la globalización y la invisibilidad mediática nos ha colocado frente a manifestaciones complejas que exigen que tengamos que asumir la observación participante sobre las Fiestas para tener que adoptar un punto de vista que garantice la máxima objetividad.

Lo que implica que amemos con respeto y con mucha pasión nuestras culturas festivas, comprobándolo en nuestro trabajo de campo con los “hacedores virtuales” de cada uno de los videos arguméntales, que nos dejan descubrir unos escenarios culturales que son las esencias de nuestras identidades.

La palabra se revela con la danza y con la música y a su vez, las tres son los pilares estructurales de las Fiestas y un recurso que sirve de motor reconstructor del ritmo de las historias, de los testimonios, son “eslabones semánticos y narrativos”, impulsadores de los videos arguméntales y recreadores de tensión y a la vez de confirmar que ese arte de concertar saberes, es poder dialogar sobre imaginarios posibles que tiene nuestra nación colombiana. Esto diversifica las capacidades comunicacionales de la serie “las Fiestas de Colombia”.

Quiere decir, que los énfasis siempre van a girar en torno al cómo se usan Las Fiestas, cómo se asumen, cómo Las Fiestas están a travesadas por las Músicas, por las Danzas y por las Historias de cada representación de manera transversal.




2. ESTRUCTURA
Explica el tratamiento que se va a dar al formato y enumera los recursos necesarios para el desarrollo óptimo del proyecto, descripción de cabezote, bloques, segmentos, partes narrativas y/o temáticas con duraciones aproximadas.

v Después de haber visualizado y pietado todo el material grabado en el trabajo de campo, se escogen unas imágenes que son las más reveladoras posibles pues son las que van a terminar siendo las que más se usan para crear recordación acerca de cada Fiesta. Estas imágenes se utilizan para organizar un cabezote propio a cada capítulo de la serie.

v De tal manera, que es un cabezote inventado a imagen y semejanza de lo que el equipo de creatividad logro capturar de cada experiencia festiva, pues son estas imágenes las que van a reforzar el sentido cultural y simbólico de cada fiesta, pues profundizan los imaginarios sociales elaborados en torno de las Fiestas.

v Luego se hilvanan los espacios históricos que recuentan la memoria de la Fiesta, es decir, recogemos los momentos testimoniales donde los investigadores hablan de los nacimientos sociales de cada Fiesta, qué hizo posible que sobrevivan en el tiempo, cuáles son sus permanencias culturales, cómo se han logrado configurar en ser los constructores culturales de identidad, en tanto cohesionan y dinamizan los tejidos sociales en las regiones, localidades y subregionalidades de nuestra nación.

v A continuación, dejándonos llevar por un Pre-Guión del Campo de Investigación continuamos desglosando en una espiral cada subtema que interrelaciona uno con otro, hasta que poco a poco, la madeja de mathesis, materias y saberes, es decir, la matriz argumental se ha terminado, este proceso nos permite decir que con esos cinco o seis subtemas desarrollados, el video argumental se ha cumplido en su totalidad.

v Cada subtema conforma un segmento. En unas oportunidades, el tiempo de duración de estos desarrollos temáticos tiene un margen de duración de cera de tres o cuatro minutos.

v Ahora, los recursos necesarios para el desarrollo óptimo del Proyecto están consolidados en el reconocimiento inicial que tenemos nosotros, de que este trabajo es una coproducción con RTVC y que además lo que hemos hecho a Señal Colombia como al Ministerio de Cultura le interesan en su programación porque cumple con la Misión Informativa y de Entretenimiento que el Canal de Interés Público tiene diseñado y pensado hacia la consolidación en su agenda de información de crear espacios que desarrollen la formación de una de las audiencias más sensibles en Colombia como es la juventud.

v Lo que implica que determinemos como principio activador de nuestra realización tener un buen manejo equilibrado de los recursos y a la vez muy claros los presupuestos determinados para la Pre-producción, Producción y Post-Producción para poder cumplir con una Planeación Estratégica de optimizar recursos, de definir metas y alcanzar logros.

v Esto nos hace ser conscientes, que haciendo esta Alianza Estratégica con RTVC proyectamos nuestro trabajo de recuperación de la memoria de nuestro patrimonio oral e intangible como son Las Fiestas en Colombia y a la vez, reactivamos los procesos de auto estima por los procesos culturales que hacen parte de nuestra nacionalidad, generamos procesos de pertenencia y despertamos el interés de los Medios para que incluyan en sus agendas informativas el valor de los capitales culturales que están inmersos en las Fiestas de Colombia, y como su principio sociocultural orientador es dinamizar y cohesionar en las comunidades la sana convivencia social .

v Al mismo tiempo, el material que debemos entregar, es una expresión de ese proceso de trabajo que no sólo hemos interiorizado al hacer una investigación sobre las Fiestas de Colombia, realizar el cubrimiento y seguimiento a cada evento -donde se reconoce el tratamiento que se le da a la información-, lo mismo que la importancia de cómo el sentido cultural que buscamos está en cada Ritual de Celebración escenificado alrededor de cómo son las Fiestas de Colombia.

v Por eso, en cada actuación mediática nuestra tenemos un profundo respeto por el complejo mundo de las Fiestas, siempre pensando en lo argumental. Este trabajo nuestro es un encadenamiento que se cumple por etapas que se reconvierten y se retroalimentan en cada proceso.

v Con respecto al cabezote hay una propuesta creativa que desea mostrar como la geografía colombiana tan diversa y amplia redefine el vasto panorama del tejido social y multicultural de las Fiestas, lo que implica que el concepto del cabezote está completamente atravesado por esa imagen entrelazada del paisaje revelador de las Fiestas y la Naturaleza, los dos de autoredefinen, es una interacción permanente. Pareciera que brotarán de una misma materia. Y lo que hay que fusionar, en el imaginario social de la memoria de los colombianos y de quienes nos ven, es que a pesar de las dificultades sociales, la recursividad ancestral logra reinventar con lo elemental y profundo de las Fiestas de Colombia nuevas esperanzas por poder vivir mejor, aprendiendo a convivir en medio de nuestras diferencias culturales.

3. FORMATO DE GRABACIÓN Y MASTERIZACIÓN

v El formato de grabación en Betacam SP, Cassettes vídeo Mini DVD – DVCAM, Cassette Betacam Sp x 30, Cassette Betacam Sp x 60, Cassette Betacam Digital y como recurso de tratamiento sonoro óptimo grabamos con DAT o con MiniDisc.
v Se entrega el Master en casete Betacam SP x 30.

4. ENFOQUE
Explica la manera en que se abordan los temas así como los criterios de selección temática para cada caso

La manera como abordamos los temas de la serie documental “Las Fiestas de Colombia” está predeterminada por un proceso de Diseño y Planificación en el que previamente intervienen nuestros Gestores de Conocimiento que desde la Etnometodología, Etnolingüística, la Etnomusicología, la Antropología, la Sociología y la Comunicación Social Integral dejan trazados unos presupuestos generales que hay que desarrollar en lo que llamamos el Pre-Guión del Campo de Investigación.
Después de una serie de diálogos abiertos, esta intervención nos ofrece un redireccionamiento del trabajo de intermediación de los géneros literarios de la Crónica y el Reportaje, colocándolos prácticamente al servicio de un modelo de Comunicación-Participación, que busca que la información tenga un tratamiento respetuoso y generoso por quiénes recogemos la riqueza de contenidos. Esta cuestión que nos coloca -frente al objeto de estudio de las Fiestas de Colombia-, en la posibilidad de mirarlas desde una observación participante que interroga siendo consciente en que hay que descubrir las lógicas internas y externas de los procesos de construcción de las Fiestas de Colombia.
Esta actividad, como ya lo hemos venido exponiendo en los anteriores ítems, está ligada a una visión compleja de la complementariedad etnográfica que logra encontrar y ordenar las ideas de los conceptos y de los contenidos desarrollados en cada momento de las indagaciones, pues nos permite aprender de cierta manera las diferentes fases progresivas de realización del video argumental.
Este nuevo proceso nos deja acceder a una confirmación parcial e importante del Pre-Guión del Campo de Investigación porque los nuevos enriquecimientos que nos da la información recogida, reformula la creación de un nuevo Plan que nos permite ordenar más las ideas, organiza el sentido entero del audiovisual argumental, nos brinda nuevos puntos de referencia y de comparación, lo que también genera un intercambio de información que desenvuelve el mismo proceso de creatividad y de búsqueda.
Es una permanente didáctica que se está redefiniendo en su complejidad. Es una didáctica de saber encontrar una técnica para poder componer en una multiplicidad de lenguajes la gramática y la sintaxis del video argumental.
Es aproximarnos sucesivamente a sintetizar un largo y difícil trabajo que ha requerido mucho esfuerzo. Es lograr organizar la idea conceptual de cada Festividad y a la vez asociarla con otras ideas hasta que podamos presentar y reunir en un conjunto complejo el mapa comunicacional que vamos a resolver hasta conseguir mejorar de manera progresiva la exposición coherente de la riqueza de las diferentes informaciones de las Fiestas de Colombia en cada actuación mediática de nuestros videos arguméntales.
Es como encontrar el equilibrio justo y la forma sistemática de abordar las Fiestas a través del tipo y la riqueza de la información, descubriendo la secuencia cronológica de los hechos socioculturales que han permitido la construcción de las Fiestas. Observando la Gramática y la Sintaxis de los usos de las Fiestas por las comunidades.
Todo esto con el fin de crear unos agrupamientos asociativos de las ideas conceptuales en un mapa general del audiovisual que nos determine las causas, las consecuencias y las soluciones de los usos sociales de cada fiesta.
Este mapa nos garantiza poder descubrir el elemento unificador del video argumental. Aquí aparece la posibilidad de los micro segmentos de músicas, los micro segmentos de danzas en un entrelazamiento grupal y asociativo con los testimonios, lo que nos va a dar es una secuencialidad rítmica orgánica que es bastante estructural y definitiva.
Estos usos del mapa nos garantiza unidad conceptual, unidad temática y proyección argumental del audiovisual. Prácticamente la segunda previsualización del Guión Final es este mapa de composición pues nos ofrece la secuencialidad de los segmentos y de los bloques de cada nudo de información del video argumental. Es el regulador de los sentidos y los significados simbólicos de las Fiestas de Colombia.
Esta representación gráfica del mapa de composición del video nos ofrece la posibilidad también de reconocer que trabajamos en el sentido crear una espiral en permanente movimiento, [como antes lo han detallado Kaplan y Bander, 1.978] cuando exponen que las formas de pensar siempre están determinadas en relación a la cultura y definidos por los estilos de composición del pensamiento.
Los argumentos nuestros en su estructura general toman al todo igual que las partes, porque ningún concepto ni ninguna idea es extraña al mapa comunicacional ni al mapa de composición del video argumental.
Son como círculos que se van desarrollando a través de la espiral, pues se va aproximando a través de los círculos cada vez más estrechos que producen el sentido y los significados simbólicos inmersos sobre cada una de las Fiestas.
Sobre los criterios de selección temática para cada capítulo de la serie Las Fiestas de Colombia, como ya lo habíamos sostenido anteriormente lo hacemos pensando inicialmente que “la construcción y reafirmación de las identidades colombianas se debe dar en el reconocimiento de las Fiestas desde lo pluriétnico y multicultural, elementos definitivos de nuestro ser social e histórico, porque estos convocan a la ardua y constante tarea de comprender nuestra diversidad cultural, desde lo raizal en la vida social e histórica de una complejidad de tramas donde están las músicas, las danzas, los lenguajes, las formas habladas y todos los rituales de las Fiestas tradicionales.

Es también, buscar el reconocimiento en la aceptación del respeto por la diferencia, como un elemento fundador de una conciencia cultural abierta al redescubrimiento de los orígenes, de los nacimientos de las culturas y subculturas regionales, que conforman en su conjunto el complejo, diverso y rico panorama festivo, danzario y musical de nuestra sociedad colombiana.

Es crear desde el componente educativo una estrategia comunicativa que realizamos a través de las “Crónicas y Reportajes”, porque formamos y enriquecemos a nuestras diferentes audiencias televisivas hasta suscitar en ellas un conocimiento práctico que brinde un efecto liberador en la memoria del televidente, en cada acción comunicativa que desdoble [los valores, la importancia y las transformaciones más significativas, porque son un factor de integración y cohesión entre las comunidades, en el cómo se diferencian, en el cómo se definen sus potencialidades y se convierten en expresión popular y lo que pueden llegar a ser en ese sentido, en estos tiempos de globalización, como lo afirma Alejandro Ulloa, 2002].

En tanto, consideramos que las audiencias televisivas hay que entenderlas y comprenderlas como receptores activos que poseen unos saberes y unos capitales culturales valiosos donde interactúa el inconsciente colectivo, porque hacen parte de los flujos culturales –musicales y simbólicos-, donde también está el movimiento del pensamiento con sus tensiones y sus desfases, con sus entronques, con sus supervivencias y con sus hábitos que saben desde su sistema de valores, oír, ver, releer, volver a oír y ver.

Ahora, es una producción audiovisual que permite realizar una intermediación desde lo periodístico y que se estructura desde el ¿Qué?, el ¿Cuándo?, el ¿Dónde? y el ¿Para qué?, desde del quehacer cultural musical tradicional. ¿El cómo se crea, el cómo se asume y el cómo se promueve y el cómo se difunden nuestras Fiestas, nuestras Danzas, nuestras músicas colombianas desde su biogeografía, sus entornos naturales y sociales?, hasta lograr crear los mapas culturales de las fiestas, músicas y músicos de la nación colombiana”.

5. PERSONAJES
Describe personajes permanentes e invitados. (criterio de selección, perfiles buscados)

v Cap. 1: El Festival de Música del Pacífico “Petronio Álvarez”, la Sangre Musical de los Afrodescendientes.
a. Fernando Urrea
b. Nidia Sofía Góngora, Grupo Canalón.
c. Esteban González
d. Los Folclóricos de Guapi.
e. Hugo Candelario González.
f. Martha Cantillo
g. Benigna Solís.
h. Emeris Solís
i. Carlos Augusto Alban.
j. Germán Patiño.
k. Gualajo Torres.
l. Marcos Micolta.
m.Hugo Montenegro.
n. Benigno Mancilla.
o. Herminia Moreno.

v Cap. 2: El Festival Folclórico Colombiano, un Encuentro Vital con Nuestros Patrimonios.

a. Humberto Galindo Palma.
b. César Zambrano.
c. Edgar Rodríguez.
d. Betty García.
e. Héctor Galeano.
f. Libardo Lozano.
g. Gildardo Aguirre
h. Luis Enrique Aragón Farcas.
i. Alirio delgado.
j. Guillermo Laguna.
k. Jairo Arias.
l. Reinaldo Murillo. Director Banda “Sálvese Quien Pueda”.
m.Elvira Patricia Méndez García.
n. Magda Lucia Quintero.
o. Ferney Guzmán.
p. Héctor Morales Morales.

v Cap. 3: El Concurso Nacional del Bambuco “Luis Carlos González”, el Renacer de las Voces Andinas Colombianas.

a. Luz Marina Posada. Compositora e interprete de Medellín.
b. Maria Teresa Mendoza, cultora, periodista, Armenia.
c. Ancizar Castrillòn, Cantautor, Armenia.
d. Dueto Gopar.
e. Ariel Ramírez.
f. Cesar Florez Moncada.
g. Benjamín Cardona.
h. Víctor Hugo Floréz.
i. Fernando Valencia.
j. Cesar Augusto Mejía.
k. Arcadio Higuita.
l. Sonia Martínez.
m.Víctor Reina.
n. Angela Osorio.

v Cap. 4: El Carnaval de Barranquilla, Obra Maestra de la Creatividad de los Pueblos del Caribe colombiano.

a. Manuel Zapata Olivella
b. Rafael Soto Mazenett
c. Martín Orozco Cantillo
d. Rafael Bassi
e. Numas Armando Gil
f. Samuel Stcherassi
g. Monica Lindo
h. Edgar Ray Sinning
i. Ester Hernández de Soto
j. Antonio María Peñalosa
k. Maria del Carmen Meléndez
l. Pedro Ramaya
m.Lizzette Mahecha
n. Periodista
o. Joven Barranquillera
p. Tulia Soto Hernández
q. Barranquillera.

v Cap. 5: Las Fiestas en Corralejas, una Transmigración Mestiza de los Juegos de la Vida con la Muerte.

a. Inis Amador Paternina.
b. Luis “Kaliman”.
c. Gustavo y Aleida Munive

v Cap. 6: El Festival Nacional de Gaitas “Francisco Llirene”, Un Manifiesto de Nuestra Diversidad Triétnica.

a. Aníbal Jiménez Díaz. Licenciado.
b. Jesús Hernández.
c. Juancho Nieves, Sahagùn.
d. Grupo Lumbalu Mónica Martínez Bucaramanga
e. Elber Álvarez. Bruselas Córdoba.
f. Alexander Muñoz, solo de gaita.
g. Edgardo Blanco, Artista.
h. Félix Contreras. Piñal, Sucre
i. David Lara Ramos
j. Don Alejandro de la Rosa,

6. LENGUAJE VISUAL
a. Fotografía: (encuadres, atmósfera, movimientos, relación de personajes con la cámara ), Esto de acuerdo con cada segmento.

b. Identidad gráfica:

· Graficación (cuándo, para qué, como, dónde, descripción técnica)
· Banners
· Animaciones (función, duración, estilo, 2d, 3d....)
· Créditos: Orden, fuente, mayúscula- minúscula, color, fondo.
· Subtítulos: Fondo, color, tamaño fuente.

v A nivel de la Fotografía y la Identidad Gráfica la propuesta audiovisual le da unos tratamientos muy particulares porque la serie así lo exige, es decir, es genuinamente representativa de Las Fiestas, por la intervención del modelo de la comunicación-participación y la resignificación de los géneros de “las Crónicas y los Reportajes”, cuenta con múltiples posibilidades creativas de los recursos audiovisuales:

v En el campo descriptivo, empleamos los planos de escala amplia, generales, de conjunto, enteros, planos de detalle, movimientos de cámara con la finalidad de mostrar y describir detalles que ilustren e impacten la memoria del televidente.

v En el campo narrativo, empleamos planos enteros y medios que captan mejor las acciones y los sucesos de cada historia, movimientos de cámara que acompañan a quienes intervienen en las acciones.

v Creación de campos psicológicos, en el que usamos el primer plano como montaje de plano y el contraplano, encuadres subjetivos y movimientos de cámara que invitan a participar al televidente, a interesarlo para que entre en la conversación de los testimonios, segmentadamente pero, armando continuidades que amplían las “verdades relativas”.

v Trabajamos ilustraciones, decorados, efectos de luz y encuadres de cámara para connotar la narratividad, que está determinada por los ambientes en luz día y luz noche en exteriores e interiores.

v Recurrimos a cortinas musicales y efectos varios de sonidos apropiados, es decir, fragmentos sonoros de la música en situ para cada relato.

v El enfoque de cada “Crónica y Reportaje” desborda lo periodístico hasta encontrar lo audiovisual-etnográfico y etnomusical de las memorias musicales vivas de cada región, en cada una de las Fiestas de Colombia, porque hay un absoluto respeto por lo que de manera autóctona se presenta como una realidad que se ha pre-configurado.




7. DIRECCIÓN DE ARTE
Describe los recursos y elementos específicos necesarios que crean la atmósfera donde se desarrollará el programa y que determinan el sello audiovisual del proyecto. La descripción debe ser precisa y técnica, alejada de una descripción adjetivada y llena de lugares comunes

· Locaciones y escenarios: (exteriores, interiores, marcados, anónimos, naturales, artificiales)
· Vestuario
· Maquillaje
· Fondos
· Colores

v La propuesta de paleta de color que usaremos para la serie “Las Fiestas de Colombia se desarrollará en colores :escalas azul, gris, escalas de rojo, escalas de verde, escalas de amarillo, plata, oro, con ellos queremos representar y reflejar el color de la Fiesta y demostrar que desde ellos, los colores en su heterogeneidad también se vive el significado de la festividad, desplegados en los escenarios naturales en exteriores e interiores, tales como las calles, las tarimas, los teatros, las casas de los personajes entrevistados, los vestuarios usados por los danzantes, los músicos, y todos personajes que se crean en las Fiestas.

v Lo que se considera “el sello” del programa, nosotros lo entendemos como la búsqueda de encontrar una sensibilidad heterogénea que valida la diferencia, que la comprende y eso hace que no podamos ser predeterminadamente lineales.
Por eso la riqueza de “lo que imaginamos” forma parte de ese patrimonio intangible de las Fiestas de Colombia que nos concita a recuperar su espacio biogeográfico y biodiverso. La capacidad de la imagen, no es otra, que la capacidad de lo que podemos ser y de lo que somos.


8. LENGUAJE SONORO
· Sonido ambiente
· Locuciones: Voz masculina, femenina, joven, adulta, tono
· Música: (carácter, género, duraciones, donde, para qué?)
· Efectos especiales

v En materia de sonido, acudimos a las voces naturales, a las músicas vivas, a efectos acústicos que causen impacto en la esencia que se quiere transmitir desde el lenguaje audiovisual, son tomas directas, una fidelidad a un espacio-tiempo continuo que muchas veces garantiza el patrimonio oral e intangible, lo que impide que haya repetición de la representación, lo que crea un hábito perceptual de gran relevancia, una tensión, un seguimiento, que es precisamente ese poder asistir a algo verosímil que existe dentro de nuestra nación y que al visibilizarse permite tener una concordancia temporal entre el devenir de la historia de la Fiesta, la acción y la difusión de un intangible. Recordemos que estamos frente a uno de los Medios con más tejidos de posibilidad, “el aula sin muros”[McLuhan], uno de los caminos de formación de las Fiestas y del audiovisual, “el verdadero trasbase de información”, dinámico e inquietante que gradualmente habla de los valores culturales del entorno, encuentros, exploraciones a estilos de vida y eso nos coloca en un papel narrativo permanente de búsqueda.

v El sonido ambiente lo encontramos en el entorno, en la riqueza de la grabación en sitú, en la información o valor intangible ante todo, porque muchas veces consideramos que es un valor intrínseco de las Fiestas, las determina, obviamente es el material Audiovisual el que termina afectando el concepto general del Video Argumental, un ejemplo, muchas de las entrevistas son un registro, el documental debe entonces aprovechar el instante irrepetible.

v El lenguaje Sonoro crea una métrica, la tiene, y nuestra exploración nos ha llevado a descubrir que genera una tensión y una fuerza narrativa positiva que agiliza, que subyace al entrelazamiento secuencia a secuencia de los argumentos que tienen las diferentes Oralidades y que desarrollan tanto la Idea Central como los subtemas de cada capítulo de la Serie Documental “Las Fiestas de Colombia”.

v Con respecto a la Locución del narrador en OFF es una voz orientadora, es una voz formadora, es aun voz cuya presencia determina información muy puntual dentro del Video Argumental, es una voz que enriquece y que no pretende saturar. Hemos querido que sea aun voz masculina madura, con un lenguaje fluido, flexible que connote toda la información necesaria del Video Argumental.

v En los anteriores ítems hemos explicado perfectamente la actividad de las músicas pues su acercamiento temporal crear una representación perfecta de su referente y al mismo proximidad e inmediatez, es un flujo continuo, da versatilidad. Conforma y Transforma el formato, lo hace fluir permanentemente y es uno de los espacios lúdicos de la Fiesta, portador de información tiene una seducción mutua pues genera embriaguez de los sentidos. Su aumento progresivo precisa y redondea la información.




9. LENGUAJE LITERARIO
la calidad de los textos y el uso de la palabra. Descripción de forma de entrevistas, textos en in y en off, longitud, léxico, sintaxis, lenguaje, tono, uso o no de localismos.

v El alto respeto y dignidad por el papel de intermediadores nos exige lograr objetivos y metas muy claras, porque los resultados que perseguimos hablan evidentemente de estar al servicio de las comunidades que crean y elaboran la Fiesta.

v El ejercicio del lenguaje literario nos exige un alto grado de compromiso y de responsabilidad social en todo lo que informamos.

v Este ejercicio exige que entendamos los procesos sociales de la Fiesta, que es una obra colectiva en la que participan muchas comunidades y que los sujetos sociales de los que obtuvimos informaciones y opiniones valiosas nos han permitido realizar nuestro trabajo, compartir actitudes de vida, generar participación, abrir el espacio para el pensamiento de otros y en ese sentido nuestro Lenguaje Literario consiste en ser capaces de funcionar en conjunto con otros.

v No podemos ubicarnos por encima de aquellos con quienes vamos a trabajar en el lugar de las Fiestas; al contrario, el oficio de nuestro lenguaje debe alcanzar ser un par, uno más, un lenguaje como el de esos otros que puede acercarse, comprender y luego expresar sus expectativas y esperanzas.

v Estar, ver, oír, compartir y pensar las Fiestas desde el Lenguaje Literario es el mejor camino para conseguir la única fuente del material de las Fiestas que deseamos porque los portadores de esa información necesitan que nosotros creemos un lenguaje que trace lazos de amistad que permitan conseguir su confianza, lograr cierta empatía con esos actores sociales, crear un proceso de entendimiento sólido y revelador, lo que exige de nuestro trabajo una actitud de disposición para hacer amigos, para construir una cadena de lenguajes con una cadena de gentes que con su relato forman parte de la memoria colectiva y esa memoria es la historia sociológica, es la estructura de pensamiento, es el “antropus” de una historia cultural y étnica que convierte a la Fiesta en un lenguaje muy particular que sabe entender el mundo porque es la historia de ese mundo particular, de ese mundo imaginario y nuestro discurso, nuestro texto es un fragmento que hace una construcción de esa historia, lo que exige que tengamos en cuenta los detalles de ese mundo, los elementos de ese mundo y que el uso de ese lenguaje sea sumamente delicado, respete la integridad de ese mundo y sea la imagen de ese mundo.

v En esencia, nuestra actitud de interpretes y de observadores participantes encuentra la Fiesta como una posibilidad de acercarse a un tiempo de leyenda a un espacio de reconocimiento y nuestra obligación es poder ser “unos cazadores furtivos” en todas las ramas de las Ciencias Humanas para lograr construir una trama que de cuenta de los datos, de los hechos y de los problemas que tienen los procesos sociales de las Fiestas.

v En torno a la forma de las entrevistas, podríamos decir que es un verdadero taller porque están determinadas por el pre-guión de investigación lo que quiere decir que cada puesta en escena nos exige unos puntos focales que define el desarrollo de la entrevista, que trazan la búsqueda de nuestra imaginación, porque lo que queremos descubrir muchas veces se nos presenta de diferentes formas y de lo que se trata es saber encontrar el mundo de la Fiesta en una gota de agua, en esa Oralidad que sabe contar la Fiesta, que cuenta la historia de la Fiesta, que la explica, que la revela y ahí es donde debe estar tramada nuestra capacidad en el poder revelar el mundo entero de la Fiesta en una gota de agua como decía Kapuscinski.

v Entonces la entrevista como el lenguaje son invenciones muy particulares que se construyen en su estructura de acuerdo a la investigación que tengamos de cada proceso social de la Fiesta, de poder mirar de cerca, de saber entender cada lugar, de redimensionar con grandeza, con talento, con un poco de intuición, de amplitud de conciencia que estamos ante tejidos humanos muy sensibles o que exige que hagamos entrevistas con pasión, con emoción, porque de lo que se trata es de transmitir que uno esta realmente vinculado y metido en los asuntos de los procesos de las Fiestas y vivirlas como contarlas exige de que tengan fuerza cuando se trata de intermediar, cuando se trata de dar cuenta de ellas, cuando lo que se quiere es que el interlocutor este vivo a la hora de la palabra.

v La entrevista siempre esta mediada por el pre-guión. Esta vivencia tiene unos procesos muy particulares porque están determinando encontrar mucha riqueza en la información.

v Siempre hay una concordancia, es decir, una lógica inmanente en la recolección de información lo que en últimas traduce que el uso del modelo comunicación-participación exige una ardua labor con una multiplicidad de actores sociales que enriquecen la Oralidad, el texto en IN, el texto que teje el argumento de todas las historias de las Fiestas y ese proceso es el que revela la estética, la calidad y la estructura de las entrevistas, su valor.


10. EDICIÓN Y MONTAJE
Expone cómo articulará los recursos anteriores en el montaje y describe el ritmo esperado del programa (rápido, lento, continuo, cambiante, progresivo...)

v La Edición y el Montaje aunque es el proceso final del video Argumental de “las Fiestas de Colombia” como recursos son fundamentales pero están determinados por los anteriores procesos y se definen no solo porque vayan en una Edición en Línea sino como un continuo, cambiante y progresivo ritmo que con el juego múltiple de los cortes, disolvencias y demás posibilidades nos permiten darle fuerza al proceso conjunto de la realización.

v El ritmo de la edición y del montaje siempre es progresivo y es lo que define formalmente la definición del acto visual puesto que precisa la información total y representa “todos los campos de preconfiguración visual de la realidad”. Es lo que precisa la progresión de la información y su apropiación.

Regulaciones: Imágenes no pertinentes, terminología, lenguaje, contenidos, créditos.